BM: Gobiernos deben proteger a las personas, no los empleos

// EFE

BM: Gobiernos deben proteger a las personas, no los empleos



Los gobiernos deben centrarse «en proteger a las personas, no a los empleos» a la vez que favorecer la «movilidad y flexibilidad» laboral debido a la constante innovación tecnológica, indicó Penny Goldberg, la nueva economista jefe del Banco Mundial (BM).

«Debemos proteger a las personas, no a los empleos. Debemos animar a la gente a cambiar de sector, de regiones, alentar la movilidad, porque eso es bueno para la economía», afirmó Goldberg en una entrevista en exclusiva con Efe en la asamblea anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el BM que concluye hoy en Bali (Indonesia).

La profesora de Yale, experta en globalización y comercio internacional, señaló que el actual debate en torno la globalización y sus ganadores y perdedores «es viejo».

«La novedad es que el debate se ha centrado ahora en los países avanzados, antes la crítica era desde los países en desarrollo», explicó.

Para Goldberg, eso «tiene que ver con el hecho de que aunque la economía global le va muy bien, la desigualdad ha crecido; pero no está claro que el comercio sea el único culpable, hay otros factores como la tecnología, y en mi opinión son ambos, especialmente la interacción de los dos».

«La cuestión es que la liberalización del comercio puede haber sido positiva para unos países, pero hay comunidades y regiones que se ven adversamente dañadas», remarcó.

Por eso, subrayó que «tiene que haber una red de protección social lo suficientemente robusta para que la gente no se quede atrás, y estas regiones que no desaparezcan del mapa».

Durante la semana de conferencias en la paradisíaca isla de Bali, las tensiones, desatadas por las políticas proteccionistas del presidente estadounidense, Donald Trump, y el temor a que su escalada desemboque en una guerra comercial de insospechadas consecuencias ha sido el principal tema de discusión.

«La esperanza es que no nos estemos moviendo hacia una guerra, si no que la actual situación desemboque en negociaciones que lleven a un mejor sistema comercial», afirmó.

En este contexto de incertidumbre, Goldberg, de doble nacionalidad griega y estadounidense, destacó la importancia de instituciones como el Banco Mundial para actuar como mediadoras y fuente de conocimiento.

«Su papel ha cambiado desde su creación, y eso ha sido consecuencia en gran parte del éxito que ha tenido. Muchos países que antes eran muy pobres, ahora están mucho mejor: China, Corea del Sur. Sus préstamos no son tan necesarios, pero es importante como un intermediario para la llegada de los inversores privados», apuntó.

Goldberg, que asumirá el cargo en noviembre, reemplaza a Paul Romer, quien precisamente recibió esta semana el premio Nobel de Economía.

«Las expectativas -reconoció entre sonrisas ante el listón que deja su predecesor- son altas».

La llegada de Goldberg, de 55 años, es muestra del creciente peso femenino en el ámbito económico y coincide con el nombramiento en el FMI de Gita Gopinath como la primera economista jefe del organismo dirigido por Christine Lagarde.

Por primera vez en las de siete décadas de historia de ambas instituciones sus departamentos de análisis económico estarán dirigidas al mismo tiempo por dos mujeres.

«Creo que es un gran momento, y espero que en el futuro no sea ni siquiera necesario hacerse esta pregunta», declaró.

No obstante, señaló que durante sus primeras visitas al BM ha podido constatar la gran diversidad y presencia de mujeres en los puestos de dirección del organismo.

«Me ha sorprendido, es algo muy diferente de lo que ocurre en el ámbito académico donde yo solía estar completamente sola. Las cosas están empezando a cambiar», celebró Goldberg.

Te podría interesar también