Bloomberg: Francia daría modelo en nuevas normas para quiebras bancarias

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Los funcionarios de la Unión Europea en Bruselas deberían de seguir el ejemplo de París en su búsqueda de unificar las normas de imposición de pérdidas a los bonistas de bancos en quiebra, según Elke Koenig, jefe de la autoridad central de resolución de la zona euro.

El abordaje francés para asegurar que los acreedores compartan el costo de los bancos en quiebra implica la creación de una nueva categoría de deuda “privilegiada no preferida” diseñada para facilitar el proceso de terminación al proporcionar una certeza jurídica de que los instrumentos son elegibles para absorber pérdidas.

Eso difiere de Alemania, que subordina la deuda privilegiada no garantizada –el único tipo- a los depósitos, derivados y títulos estructurados para posibilitar la asunción de pérdidas, un proceso también conocido como rescate interno.

“Tanto el modelo alemán como el francés de subordinación son viables”, y si la Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque, “se está inclinando hacia una fórmula intermedia basada en el modelo francés, el SRB puede perfectamente vivir con eso”, dijo en una reciente entrevista Koenig, refiriéndose al Single Resolution Board (SRB) que ella lidera.

La comisión con sede en Bruselas está considerando un enfoque estandarizado para la clasificación de los acreedores en caso de insolvencia, ya que la discrepancia entre estados miembros podría dificultar el uso de la herramienta de rescate interno que entró en vigor este año, especialmente para los bancos transfronterizos. El tema se volvió urgente luego de la paliza que sufrieron las acciones bancarias tras el Brexit.

Deuda privilegiada

El gobierno francés propuso permitirles a los bancos emitir títulos “no preferidos”, o Nivel 3, que se ubiquen entre los privilegiados y los subordinados, y que gradualmente podrían reemplazar a muchos de los títulos privilegiados. Si bien ningún banco francés ha emitido todavía esos títulos, el banco Nykredit Realkredit, con sede en Copenhagen, el mayor emisor de títulos cubiertos en Dinamarca, emitió el mes pasado “títulos de resolución privilegiados” diseñados para funcionar como deuda con privilegio mientras la entidad crediticia está en buena salud, pero pasibles de ser depreciados en los libros si entra en resolución. El banco dijo el jueves que planea una segunda emisión.

Al mismo tiempo, el SRB de Koenig está trabajando en la definición de los requisitos de absorción de pérdida específicos para cada banco, conocidos como MREL, para las entidades de préstamo más grandes de la eurozona.

Para los “grandes bancos” –los de importancia sistémica mundial y nacional– Koening dijo estar “convencida” de que el nivel mínimo se fijará en un 8 por ciento del total de pasivos incluyendo los fondos propios, a pesar de que se han hecho esfuerzos para diluir el estándar.

“Sólo daremos una indicación para el requisito MREL este año”, dijo Koenig. “No vamos a decidir en detalle cuánto tendrá que ser subordinada y cuánto debe ser privilegiada. Aquí estamos siguiendo muy de cerca la discusión en la UE a cerca de la armonización de las jerarquías de acreedores”.

Te podría interesar también