BBVA, el segundo banco más grande de España, está dando pasos para convertirse en una empresa digital, así lo destaca un artículo publicado por la revista británica The Economist donde resaltan las iniciativas de este banco para estar en la vanguardia de un cambio dentro del sector.

Francisco González, presidente de BBVA, afirma que tarde o temprano los gigantes de internet -Google, Amazon, Facebook- serán los principales competidores de BBVA. “Como el mundo digital no permite muchos competidores, en unos 20 años, los bancos del mundo podrían quedar reducidos de unos miles a unas decenas, porque se necesitará escala para sobrevivir”.

González añade que “la desconfianza de la regulación podría frenar a los e-gigantes, pero no para siempre. Si no se está preparado para este momento y no eres igual de eficiente que ellos, entonces estás muerto”.

El artículo de The Economist examina la estrategia digital de BBVA y los productos y servicios que demuestran el trabajo que viene haciendo la entidad desde hace un tiempo. Los máximos responsables de la entidad, como el consejero delegado Carlos Torres Vila, creen que la gran fuente de datos que tiene BBVA sobre sus clientes, además de la confianza por ocuparse de la gestión de su dinero, le otorgan una gran ventaja sobre los gigantes tecnológicos.

Es en este escenario, añade el texto, donde existe la oportunidad de convertirse en una plataforma (‘marketplace’) de servicios financieros que incluya a terceros, y quizás también servicios no financieros.

El próximo año, la nueva directiva europea PSD2 obligará a abrir los datos de los clientes, lo que se traducirá en una competición entre bancos y también con empresas externas a la banca. The Economist afirma que “los responsables de BBVA insisten en que para su banco, la PSD2 es más una oportunidad que una amenaza”.

Como ejemplo de ello citan Valora, un servicio que asesora en la compra o alquiler de vivienda. “Valora, la ‘app’ para los interesados en comprar una vivienda en España, marca la dirección en la que va el banco. Te indica el precio posible de la vivienda de preferencia, el precio de otras viviendas cercanas y el que podría alcanzar la propia vivienda, todo con datos de diversas fuentes”, señala el artículo.

El servicio “evalúa el impacto sobre el presupuesto mensual y, por supuesto, te dirige hacia BBVA para solicitar la hipoteca. Las personas que utilizan el simulador de hipotecas de BBVA tienen dos veces más posibilidades de contratar una hipoteca si lo hacen a través de Valora”.

The Economist también explica los procesos que involucran las sesiones de planificación global de BBVA y la metodología ágil que las sustentan.

La idea, señala Derek White, responsable global de Customer and Client Solutions, es replicar la agilidad de las startups fintech, pero a gran escala.

“Cuando se concibe un proyecto, se forma un pequeño grupo para trabajar en ello durante tres días. Se crea un prototipo en seis semanas. El producto terminado debería estar en las manos de los clientes en nueve meses. El ciclo trimestral se inicia con una sesión de planificación para discutir largo y tendido las prioridades. Concluye con una demostración, al estilo de las ‘startups’”.

La publicación británica destaca que a algunos analistas les gustaría ver más el impacto de la transformación digital en las cifras financieras del banco. “Se tardan de cuatro a cinco años para tener un negocio sustancialmente diferente. Un buen flujo de productos digitales tarda tiempo en demostrar su retorno”, afirma Carlos Torres Vila, el consejero delegado.

Para entonces, si la visión de BBVA se hace realidad, “los gigantes tecnológicos quizás ya estén compitiendo en su terreno. Por lo menos, BBVA les estará esperando”.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización