Banco Santander alerta de riesgos por el brexit y guerra comercial

// EFE

Banco Santander alerta de riesgos por el brexit y guerra comercial



El Banco Santander indicó a la Comisión del Mercado de Valores (SEC) de EEUU, que la incertidumbre en torno a las guerras comerciales, el brexit y las tensiones en la eurozona suponen un «riesgo» y pueden impactar «significativamente» en sus resultados operativos, su estado financiero y sus previsiones.

En un documento entregado el viernes a la SEC, el grupo bancario español hace un «inconveniente» balance de riesgos y cita problemas de la «economía política» que pueden comprometer su estado financiero, como «las guerras comerciales, las tensiones en la eurozona, el brexit y las elecciones en Latinoamérica».

El Santander, que cotiza en la Bolsa de Nueva York bajo el índice SAN, argumenta respecto a la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) que su negocio está sujeto a importantes regulaciones y controles europeos y, aunque se ha aprobado legislación que transfiere el acervo comunitario a la ley británica, sigue habiendo incertidumbre.

El banco se refiere a las dudas sobre «los entornos legales y regulatorios» en los que operarán sus filiales «cuando el Reino Unido ya no sea miembro de la Unión Europea», y el marco en el que se situarán los negocios financieros transfronterizos una vez el país abandone la comunidad.

Señala que sus subsidiarias y otras entidades radicadas en Reino Unido ya no podrán apoyarse en el régimen de pasaportes para los servicios financieros y que «no está claro qué régimen alternativo se podría establecer» tras el brexit.

«Esta incertidumbre, y cualquier acción que se tome como resultado de ella, así como normas nuevas o enmendadas, pueden tener un impacto significativo en nuestros resultados operativos, estado financiero y previsiones», sostiene el banco.

Añade, asimismo, que la «falta de claridad» en torno al impacto del referéndum sobre los permisos de residencia de largo plazo de ciudadanos extranjeros «puede hacer difícil» a sus subsidiarias británicas «retener y contratar personal adecuado» y eso tendría efectos adversos en el negocio.

Por otra parte, el Santander vaticina que los desarrollos políticos en Reino Unido, sumados a los cambios en la estructura de gobierno y sus políticas, generarán «más volatilidad en el mercado» y cambios a nivel fiscal, monetario y regulatorio que le afectan.

Todo ello, agrega en el documento, «podría tener un efecto material adverso» para su capacidad de acceder a capital y liquidez en unas condiciones financieras «aceptables» y para sus resultados y previsiones.

Te podría interesar también