BAD calcula que el PIB mundial podría resentirse un 0,4% por el Covid-19

// EFE

BAD calcula que el PIB mundial podría resentirse un 0,4% por el Covid-19



La economía global puede perder hasta 347.000 millones de dólares, el equivalente al 0,4 % del producto interior bruto (PIB) mundial, si la epidemia del COVID-19 se prolonga durante un semestre, indicó este viernes el Banco Asiático de Desarrollo (BAD) en un informe.

«La magnitud de las pérdidas económicas dependerá de cómo evolucione el brote, que sigue siendo altamente incierto», señaló esta entidad, con sede en Manila.

El impacto en la economía, particularmente de Asia, se sentirá especialmente en la demanda interna, la disminución del turismo y los viajes de negocios, el descenso de los vínculos comerciales y las interrupciones en los suministros, apunta el BAD.

– Diferentes escenarios –

El informe, titulado «El impacto económico del brote del COVID-19 en los países en vías de desarrollo de Asia», establece diferentes escenarios potenciales para calcular el impacto que podría tener en la economía global, principalmente en China, epicentro del brote.

En el mejor escenario, el BAD calcula que las prohibiciones de viajes y la caída pronunciada del consumo se alarguen durante dos meses, lo que causaría más de 76.600 millones de dólares de pérdidas en la economía global, el equivalente al 0,08 del PIB mundial.

La mayor parte del impacto lo padecería China, con una caída de 43.800 millones de dólares, alrededor del 0,32 % de su producto interior bruto.

En un escenario «moderado», en el que las restricciones duren tres meses, las pérdidas globales podrían alcanzar los 156.000 millones de dólares, el 0,18 % del PIB mundial.

En ese caso, las pérdidas en China alcanzarían los 103.000 millones de dólares (el 0,75 % de su PIB), mientras que el resto de países de Asia en desarrollo perderían unos 22.000 millones de dólares y el resto del mundo, unos 30.000 millones de dólares.

Las predicciones más pesimistas del informe parten de la base de que las prohibiciones de viajes y disminución del consumo duren seis meses, lo que supondría unas pérdidas del 0,4 % del PIB global respecto a un hipotético escenario sin coronavirus.

China también se llevaría aquí la mayor parte del golpe, con unas pérdidas de 236.000 millones de dólares (el 1,7 % de su PIB), mientras que el impacto en los países en desarrollo en Asia ascendería a 42.000 millones de dólares y en el resto del mundo, unos 67.000 millones de dólares.

– El impacto en el turismo –

El turismo es uno de los sectores que saldría más afectado, dado que supone más del 10 % del producto interior bruto (PIB) de gran parte de los países asiáticos, según el informe de la entidad financiera.

China, que actualmente emite unos 87 millones de turistas al año, anunció el pasado 24 de enero la prohibición de los viajes organizados de grupos, lo que provocó una caída del 55 % del turismo hacia el exterior.

El BAD incide en que, además, al menos 47 países han impuesto prohibiciones de viaje a y desde China, incluidos Australia, Estados Unidos y Rusia, y muchas aerolíneas también están cancelando vuelos.

El informe no incluye las últimas restricciones en numerosos países a viajeros procedentes de países en los que ha aumentado el número de casos de COVID-19 como Japón, Corea del Sur o Italia.

El BAD ha puesto en marcha hasta la fecha varios fondos de pequeño tamaño para dar respuesta al coronavirus en la región, además de ofrecer un préstamo de 18,6 millones de dólares al distribuidor farmacéutico chino Jointown, con sede en Wuhan, para el suministro continuo de medicamentos y equipos de protección.

El BAD, nacido en 1966 con el objetivo de fomentar la prosperidad, la inclusividad y la sostenibilidad en la región de Asia y el Pacífico, cuenta con 68 miembros, 49 de ellos dentro de la región.

Te podría interesar también