Avianca suspenderá por 40 días sus operaciones internacionales

// EFE

Avianca suspenderá por 40 días sus operaciones internacionales



La aerolínea colombiana Avianca anunció que suspenderá a partir del 23 de marzo y hasta el 1 de mayo su operación internacional y reducirá en un 84% la interna en vista de que «la mayoría de los países del mundo cerraron fronteras» por la pandemia del coronavirus.

«Esta es sin duda la mayor crisis de la industria aérea en la historia. Las decisiones que estamos tomando nos duelen, son extremadamente difíciles, pero debemos ser flexibles y afrontar la situación», manifestó el presidente de Avianca Holdings, Anko van der Werff, citado en un comunicado de su oficina.

Avianca, que hace solo tres meses celebró sus 100 años de operaciones, vuela a Madrid, Barcelona, Londres y Munich, en Europa; a Nueva York, Washington, Los Ángeles, Miami, Orlando y Fort Lauderdale (Estados Unidos); Ciudad de México, La Habana y la mayor parte de los países de Centro y Suramérica.

La compañía, que mantendrá los vuelos de carga, precisó que la operación interna en este periodo de emergencia incluye la atención desde Bogotá de ciudades capitales y algunas de las regiones, lo cual estará sujeto a la forma como evolucione la situación que se vive en el mundo por el COVID-19.

En ese sentido, la programación de los vuelos podrá modificarse diariamente y los pasajeros serán informados cuando esto ocurra a través de los diferentes canales de comunicación de la aerolínea.

– Flota en Tierra –

Con esta paralización, Avianca dejará en tierra 132 aviones, entre Boeing y Airbus, de los cuales 22 son de doble pasillo, 100 de un pasillo y 10 ATR, y destinará cinco Airbus 320 y cinco ATR-72 para los vuelos internos.

Avianca también informó que tomó medidas laborales de emergencia, como lo son la congelación de contrataciones, la implementación a la mayor brevedad de licencias voluntarias no remuneradas, suspensiones de contratos de trabajo y negociaciones de las condiciones de pago con proveedores y aliados.

De igual forma aplazará los «costos no esenciales y gastos de capital».

– Costo Laboral –

«La suspensión total de nuestra operación internacional y la fuerte contracción de la doméstica nos obliga a que la mayoría de nuestros empleados vayan a casa», dijo Van der Werff.

El ejecutivo agregó: «Es momento de que los Gobiernos de la región tomen medidas excepcionales que mitiguen el impacto social y económico que afecta a cientos de industrias».

Por ello, Van der Werff considera clave el «concurso y colaboración del conjunto de actores de industria y sobre todo del apoyo y cooperación de los Gobiernos» para conservar los «más de 20.000 empleos» que genera la compañía y «volver a conectar a América Latina».

Como parte de las medidas, la compañía también suspendió sus inversiones, gastos y proyectos que no están relacionados con el mantenimiento y operación interna.

La pandemia del COVID-19 podría provocar en el transporte aéreo de pasajeros mundial una reducción de ingresos de entre 63.000 y 113.000 millones de dólares (56.405 millones de euros y 101.196 millones de euros), señaló a principios de marzo la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) en un informe.

Te podría interesar también