Así beneficia la comunidad hispana a KIA en EEUU

// EFE


Desde que llegó hace más de 20 años a EEUU, Kia ha pasado de ser una de las marcas humildes del sector automovilístico a una de las más respetadas, trayectoria en la que algunos ven un paralelo con el ascenso de la comunidad hispana en el país.

El pasado mes de junio, Kia fue el fabricante con el mayor aumento de ventas en Estados Unidos. El fabricante surcoreano vendió más de 62.000 vehículos, un 15,6 % más que hace un año.

Además, J.D. Power, cuyos informes son el punto de referencia en el sector, certificó a Kia como la marca con la mayor calidad en su Estudio de Calidad Inicial, superando a Porsche en el puesto más alto de la tabla. El fabricante de vehículos de lujo alemán ahora se sitúa en el segundo puesto.

La historia de Kia en Estados Unidos es la de una cenicienta de origen humilde que se ha transformado, al llegar a la edad adulta, en un miembro de la realeza.

Y para muchos, el ascenso de Kia es paralelo al experimentado por la comunidad hispana en el país, con su creciente ascendencia política, social y económica.

Michael Sprague, el director ejecutivo de operaciones de Kia Motors America (KMA) y principal responsable de la trayectoria de la marca en los últimos años, señaló recientemente en declaraciones a Efe la importancia que la comunidad hispana ha tenido, y sigue teniendo, en el alza de la marca.

«Llegamos a Estados Unidos hace algo más de 21 años. Y seguimos creciendo año tras año. Y la comunidad hispana ha sido una gran parte de nuestro crecimiento. Alrededor del 15 % de nuestras ventas proceden de personas que se identifican como hispanos», declaró Sprague.

«Un cifra -continuó- que es superior a la de la media del sector. La comunidad hispana siente una atracción hacia nuestra marca que queremos seguir cultivando».

«Queremos que confíen en esta marca porque sabemos que cuando personas trabajadoras invierten en un producto, quieren que dure el máximo pero también quieren que les luzca, quieren mostrar a sus amistades y familia que tienen un vehículo excelente con tecnología y calidad a un buen precio», terminó señalando.

Mucho ha pasado en Estados Unidos, y en Kia, en las últimas dos décadas.

Hace 20 años, los ingresos medios de una familia hispana eran los más bajos de toda la sociedad estadounidense: 26.179 dólares. Y Kia tenía una de las peores imágenes del sector.

Hoy en día, los ingresos medios de una familia hispana se han disparado a 42.491 dólares, según los datos del Censo estadounidense de 2014, y ya no ocupan la base de la pirámide socioeconómica del país.

De hecho, los hispanos se han convertido en el grupo social que más rápidamente está ascendiendo en la sociedad estadounidense.

Candelaria Powell, gerente de mercadotecnia cultural de KMA, incide en la importancia que la comunidad hispana tiene para la marca.

«Para nosotros el consumidor latino es muy importante. El crecimiento de Kia en tecnología y diseño ha atraído a los latinos hacia la marca. Están empezando a conocer el producto y también su valor: no sólo el precio sino todo lo que obtiene por la cantidad que van a pagar», explicó Powell.

Pero como Sprague reconoce, Kia aún tiene que dejar atrás en algunos sectores su imagen del pasado.

«Hay muchos consumidores que todavía tienen una percepción de la vieja Kia, de la de hace 20 años. No se dan cuenta que somos una nueva Kia que ofrece 12 diferentes vehículos. Hace 10 años ofrecíamos seis. Queremos resaltar la marca y lo mucho que hemos progresado», dijo la gerente.

Ese cambio de percepción Kia lo está logrando en parte con la introducción en su gama de vehículos de lujo, como el K900 o el Cadenza, y la espectacular mejora de la calidad en el resto de su cartera.

Powell reconoce que la incorporación del Cadenza, el primer vehículo de la gama alta de Kia en Estados Unidos en 2013, supuso un hito en la marca.

«El auto -agregó- fue muy bien recibido. Kia ha visto un nuevo consumidor que ha llegado a la marca. Y esos consumidores esperaban tener todo, características como el estilo y la tecnología. Todo lo que tiene el Cadenza. Hemos visto nuevos consumidores que si no hubiesen sido por el Cadenza no habrían llegado a Kia».

Te podría interesar también