Argentina colocó deuda por equivalente a $890,3 millones

// EFE

Argentina colocó deuda por equivalente a $890,3 millones



Argentina colocó deuda en el mercado local por un total de 56.983 millones de pesos (890,3 millones de dólares), en la segunda operación de este tipo en lo que va de la semana.

Según informaron fuentes oficiales, por un lado se colocaron 708 millones de pesos (11 millones de dólares) de las letras denominadas Lebad con vencimiento en mayo próximo y 8.589 millones de pesos (134,2 millones de dólares) de Lebad con vencimiento en julio.

Adicionalmente, Argentina colocó bonos Boncer 2021 por 33.200 millones de pesos (518,7 millones de dólares), y letras Lebad con vencimiento en julio por 14.486 millones de pesos (226,3 millones de dólares) suscritas por inversores que aceptaron estos títulos a cambio de sus tenencias en bonos Bogato 2020 o A2M2, que vencen este viernes.

«Las tasas de adjudicación de los nuevos instrumentos ofrecidos se ubicó en niveles consistentes con la secuencia planteada en el programa macroeconómico orientado a restablecer la sostenibilidad de la deuda y en la definición de una nueva curva de tasas de interés en moneda nacional», dijo el Ministerio de Economía.

El pasado lunes, Argentina había logrado ya colocar en el mercado doméstico deuda en moneda local por 35.438 millones de pesos (553 millones de dólares).

Argentina viene realizando este tipo de operaciones para captar fondos con los cuales hacer frente a sus abultados vencimientos a la espera de una reestructuración de los títulos emitidos bajo legislación extranjera en manos acreedores privados.

«El mes que se inicia se caracteriza por poseer importantes vencimientos de deuda en moneda nacional que, además, se incrementan en el tiempo y se vuelven aún más exigentes en el mes de junio próximo», advirtieron las autoridades argentinas.

El Ministerio de Economía sostuvo que «la restauración de la sostenibilidad de la deuda en moneda nacional exige una actitud colaborativa, constructiva y de alta participación de los tenedores de dichos instrumentos, creados en condiciones de alta inestabilidad y volatilidad macroeconómica, que además resultaban incompatibles con la capacidad de pago futuro de la República Argentina».

«La sustentabilidad de la deuda es un objetivo macroeconómico relevante que requiere la construcción de un perfil de vencimientos y de tasas de colocación de deuda sostenibles en el tiempo y compatibles con el sendero de equilibrio fiscal y de consistencia del resto de las variables económicas», añade el comunicado.

El Gobierno argentino aseveró que las conductas «oportunistas» y de «persecución de rentas extraordinarias en períodos cortos de tiempo» no contribuyen a los objetivos de «sostenibilidad» y advirtió que «de persistir en cuantías significativas, serán correspondientemente abordadas utilizando todas las herramientas legales disponibles».

«La construcción y recuperación del mercado de deuda local exige una interacción público-privada basada en la buena fe, el diálogo constructivo y la conducta responsable de todos los actores involucrados a lo largo del proceso de normalización», agrega el comunicado.

Te podría interesar también