Argelia apuesta por congelar la producción para estabilizar los precios

// EFE


El ministro argelino de Energía, Nureddín Butarfa, insistió en que la situación actual del mercado de crudo perjudica tanto a los «países productores como a las consumidores» y reveló que su país apoya congelar la producción

En declaraciones a la agencia de noticias local APS, el ministro se mostró optimista sobre el resultado del encuentro informal de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) prevista para el próximo martes en Argel.

«Vamos a hacer todo lo posible para que sea un éxito. No pensamos en un escenario negativo. Debemos, en cualquier caso, salir con una solución positiva». El hecho de que participen de todos los países miembros «es ya un signo positivo», subrayó.

Al hilo de este argumento, Butarfa, quien recientemente viajó a Catar, Irán y Rusia para hablar de los precios, sugirió que Argelia es de los que apuestan por congelar la producción para lograr que el precio del barril se estabilice en la horquilla de los 50-60 dólares unidad.

Argelia apuesta por lograr un consenso sobre la congelación de la producción de los países OPEP pero también de los externos como primer paso para absorber las existencias y actuar después sobre la oferta con el fin de estabilizar los precios por encima de 50 dólares barril, explicó.

Butarfa aseguró que todos los países comparten la idea de que se debe «actuar positivamente para recuperar el orden» en el mercado, ya que la situación actual «no es favorable ni para la economía mundial, ni para los países productores, ni consumidores».

Incluso Rusia, uno de los mayores productores externos a la OPEP, «está de acuerdo» en unirse a un posible acuerdo con el fin de estabilizar el mercado, reveló.

El ministro se refirió, asimismo, al XV Foro Internacional de la Energía (IEF), que se celebrará e Argel al mismo tiempo que la reunión informal de la OPEP, que debatirá cuestiones y problemáticas vinculadas al sector energético mundial en su conjunto.

No solo vinculados a los mercados del petróleo, sino también a las nuevas cifras en el mercado internacional de gas natural y gas natural licuado (GNL), las energías renovables, las alternativas, la racionalización de la energía, la gestión energética y el acceso a la energía, señaló.

La abrupta caída del precio del barril ha agudizado la crisis económica que atraviesa Argelia, país que depende totalmente de la venta de petróleo y el gas, energías que suponen el 97 por ciento de todas sus exportaciones.

El descenso de los precios ha afectando también de forma muy negativa a otros productores como Ecuador, Nigeria, Libia, Angola o Venezuela, con cuyo embajador en Argel, Jesús Sojo Reyes, se reunió el ministro argelino anoche.

Ambos examinaron la situación del mercado internacional, la próxima reunión informal y la cooperación bilateral en el ámbito de la energía, explicó la prensa local.

Te podría interesar también