Arabia Saudita e Irak acuerdan fortalecer las relaciones económicas

// EFE

Arabia Saudita e Irak acuerdan fortalecer las relaciones económicas



Arabia Saudí e Irak acordaron hoy fortalecer las relaciones económicas entre los dos países durante la visita del primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, a Riad.

En un comunicado conjunto, las dos partes acordaron trabajar para facilitar las exportaciones entre los dos países y que los vuelos entre el reino saudí y la república iraquí vuelvan a operar.

Los dos países aseguraron que abrirán oficinas de la Corporación Saudí para las Industrias Básicas (SABIC) y Taqa (energía) en Irak, con el objetivo también de dar la oportunidad al reino para invertir en Irak en los sectores agrícola e industrial.

Asimismo, en esta nueva etapa política entre ambos países, decidieron abrir los pasos fronterizos, puertos y carreteras, y estudiar la posibilidad de establecer una zona de intercambio comercial entre Bagdad y Riad.

Hoy, el ministro de Planificación iraquí, Suleiman al Yamili, dijo que el mercado iraquí necesita de los productos saudíes.

Adujo, por su parte, que la república necesita «el apoyo saudí en el sector de inversiones y en la reconstrucción de las zonas» destruidas por la guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), realizada en los últimos tres años y que continúa en algunas zonas de Irak.

Arabia Saudí e Irak dieron hoy otro paso hacia el fortalecimiento de sus relaciones con la creación de un Consejo de Cooperación cuyo objetivo es, según el rey saudí Salman bin Abdulaziz, contribuir a «avanzar hacia horizontes más amplios y mejores».

«Esperamos que las reuniones del Consejo contribuyan a avanzar hacia horizontes más amplios y mejores», dijo el rey saudí en unas declaraciones recogidas por la televisión estatal.

Irak y Arabia Saudí han ido acercado posturas en los últimos meses y el pasado julio anunciaron que estaban trabajando para lanzar las primeras líneas comerciales entre ambos países.

De hecho, el año pasado Arabia Saudí reabrió su embajada en Bagdad, tras permanecer 25 años cerrada, desde que Irak invadió Kuwait en agosto de 1990.

Tras la caída del régimen de Sadam Husein, en abril de 2003, Irak reabrió su sede diplomática en Riad, pero Arabia Saudí no hizo lo mismo debido a sus reticencias al Gobierno de Bagdad, de orientación chií y próximo a su rival, Irán.

Te podría interesar también