Aquí te dejamos la dieta para bajar el colesterol

// dmedicina.com


Hoy día muchas personas mayores 18 años tienen los niveles de colesterol altos, lo que supone un factor de riesgo cardiovascular y un incremento de las posibilidades de desarrollar una enfermedad cardiaca.

Las recomendaciones más frecuentes para prevenirlas suelen ser aumentar la práctica deportiva y realizar ejercicios aeróbicos, como natación o correr, a una intensidad moderada entre 3 y 5 veces por semana.

Además, los expertos hacen especial hincapié en el tipo de dieta. Una alimentación inadecuada entre la población es un factor determinante en esta hipercolesterolemia. Y es que son muchas las personas que incluyen en su alimentación numerosas grasas de origen animal, grasas saturadas y alcohol, en parte por la rapidez que exige nuestra vida.

El primer paso que tiene que dar una persona con el colesterol alto es cambiar su estilo de vida, empezando por la dieta. La que todos los especialistas recomiendan es la dieta mediterránea.

Alimentos imprescindibles

Se recomienda comer cinco raciones al día de frutas y verduras, incluir las hortalizas en la alimentación y optar por cereales integrales en productos como el pan, la pasta o el arroz.

Además, conviene tomar legumbres y pescado azul, entre los que se incluye el atún, la sardina o el salmón, al menos tres veces a la semana. Una buena alimentación también incluiría frutos secos como las almendras o las nueces y aceite de oliva virgen.

¿Por qué son importantes estos alimentos? Las razones que dan los expertos es que ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre y aumentar el denominado colesterol-HDL (colesterol bueno), aportan los ácidos grasos monoinsaturados (presentes en el aceite de oliva virgen), ácidos grasos omega-3 (pescado azul), esteroles/estanoles vegetales (en aceites vegetales o incorporados en productos lácteos) y antioxidantes (como frutas y verduras).

Alimentos que conviene evitar

Respecto a los productos que es preferible no consumir destacan aquellos que incluyen abundante grasa en su composición. Por ejemplo, una persona con el colesterol alto tiene que sustituir los lácteos completos por descremados, la margarina por aceite de oliva y comer el pollo sin piel.

Los frituras comerciales, la repostería industrial, los embutidos y las yemas de huevo son algunos de los alimentos que están restringidos de la dieta. Por último, a la hora de preparar las comidas es mejor hacerlas al horno, a la plancha, asados, a la parrilla o al vapor.

Te podría interesar también