Apple reta a Netflix en la batalla del streaming

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Apple reta a Netflix en la batalla del streaming


Desde Los Gatos, California, Netflix, el bastión de los servicios de streaming de vídeo, con más de 151 millones de subscriptores de pago en todo el mundo, miraban con recelo el anuncio realizado la semana pasada por Apple. La de Cupertino oficializaba el lanzamiento de Apple TV + el próximo 1 de noviembre con un total de nueve series originales bajo brazo. Para muchos, un catálogo selecto pero insuficiente frente a los más de 700 series y películas originales en la plataforma capitaneada por Reed Hastings.

«Reconocemos el contenido limitado en el lanzamiento de Apple, pero Netflix lanzó 13 programas originales en 2013 y Apple puede crear contenido mediante la inversión de capital», aseguraba en una nota a sus clientes Wamsi Mohan, analista de Bank of America Merrill Lynch quien indicó que el fabricante de iPhone gastó 60.000 millones de dólares en recompras de acciones en un año, lo que supera la cantidad total gastada por Netflix en contenido original desde su lanzamiento, reseñó Eleconomista.es.

Tim Cook y sus chicos planean, de momento, ser conservadores con una inversión de 6.000 millones de dólares para costear contenido propio como The Morning Show, no obstante no debemos olvidar su caja de más de 200.000 millones de dólares y su apuesta por destartalar el mercado con un servicio que se postula como el más barato entre los principales competidores, donde además de Netflix se incluyen Hulu, Amazon Prime, HBO Now, o Showtime por mencionar algunos.

«Todos estos increíbles contenidos por el precio del alquiler de una sola película», promocionaba Cook el martes en el evento que se celebró en el Teatro Steve Jobs.

El propio capitán de Netflix ya capeaba el temporal el pasado julio asegurando a sus inversores que pese a la batalla de precios en ciernes, muchas personas se suscribirán a más de un servicio. De hecho reconoció como la mayoría de los empleados de Netflix también son suscriptores de HBO.

Laura Martin, analista de Needham & Company, considera que con un coste de 4,99 dólares al mes, Apple «ha iniciado una guerra directa con Netflix y Disney» donde las finanzas de la de la manzana no se verán afectadas mientras que Netflix ha sumado al menos 8.030 millones de dólares en deuda desde finales de 2015. Es importante destacar que la compañía invertirá al menos 15.000 millones de dólares en contenido propio este año.

Servicio estrella en Estados Unidos

La estrategia de Apple podría colocarla como uno de los servicios de streaming más importantes a este lado del Atlántico tan pronto como el próximo año dado que la compañía ha prometido una suscripción anual gratuita para todos aquellos que compren un iPhone, iPad o MacBook.

Si tenemos en cuenta que la empresa puede vender entre 65 y 75 millones teléfonos inteligentes en la temporada de compras navideñas, como ocurrió el año pasado, y asumimos que solo la mitad de dichos usuarios activan el acceso a Apple TV+, la compañía podría contar con 37 millones de suscriptores. Eso supondría un 36% más que los 28 millones con los que cuenta Hulu. En todo caso esto es un mero cálculo de suposiciones para mostrar el potencial alcance de Apple.

De acuerdo a Daniel Ives, director de análisis de Wedbush Securities, hay 900 millones de iPhones activos en todo el mundo, por lo que la compañía tiene la oportunidad de ganar 100 millones de suscriptores a su servicio de streaming de video en los próximos tres o cuatro años.

Entre medias está Disney, que tiene completo control de Hulu, y también ha irrumpido con un precio apetecible de 6,99 dólares al mes. Pero no solo eso, busca arrebatar la atención de los usuarios de Netflix que consumen contenido infantil y familiar, alrededor del 60% del total. Para Tuna Amobi, analista de CFRA, «Disney + cuenta con múltiples opciones y ofertas complementarias gracias a los deportes de ESPN + y Hulu.

Tampoco hay que perder de ojo a Jeff Bezos. Amazon Prime Video podría llegar a abarcar hasta un tercio de la población estadounidense en 2021, según la consultora eMarketer. Dicho esto, Monica Peart, directora de análisis y proyecciones en eMarketer, considera que los usuarios de Netflix seguirán creciendo, pero a un ritmo más lento. Desde su punto de vista, el problema no está del lado de la captación de nuevos usuarios sino de «la dificultad que tendrá Netflix para poder subir precios en el futuro».

A la espera del desembarco de los servicios de WarnerMedia, propiedad de AT&T, que cuenta con activos como HBO y el estudio de cine y televisión Warner Bros, la compañía de telecomunicaciones adelantó que espera perder entre 300.000 y 350.000 suscriptores más de televisión de pago en el tercer trimestre. No obstante, para AT&T será difícil competir en la guerra de precios, dado que parte de su contenido, especialmente el generado por HBO, cuenta con dotes de producción elevados que dificultarán su competitividad con respecto a otros servicios.

Aún así el mercado del streaming de video se promete jugoso a medio plazo. El mercado global podría alcanzar un valor de 124.570 millones de dólares en 2025, según un nuevo informe de Grand View Research. En Estados Unidos, el consumo de medios ha crecido radicalmente, especialmente debido al cambio de los medios tradicionales a los medios digitales y una conectividad a internet mucho más rápida.

Te podría interesar también