Analistas advierten de una recaída del petróleo hasta los 40 dólares el barril

// Bloomberg


Ante la pérdida de impulso de la racha alcista del petróleo, cada vez más analistas prevén que el próximo movimiento sea un retroceso a 40 dólares el barril.

Los precios del crudo Brent casi se duplicaron entre enero y junio -una señal de que los mercados por fin comenzaban a recuperarse- ya que la caída de la producción en Estados Unidos, el aumento de la demanda y las interrupciones de los suministros en Nigeria o Canadá contribuyeron a eliminar el excedente de producción mundial. Ahora, con el consumo vacilante y el restablecimiento de la producción tras las interrupciones, analistas de BNP Paribas y JBC Energy entre otros están alertando de que los precios podrían volver a caer.

Si bien hay un consenso de que lo peor ya ha pasado tras un exceso de oferta que provocó el desplome de los precios a un mínimo de 12 años, la Agencia Internacional de la Energía ha advertido esta semana que el camino por delante no será fácil. Después de dos años de superávit de producción las existencias son abundantes y la demanda de gasolina en Estados Unidos -uno de los principales impulsores de los precios en los meses de julio y agosto- está siendo decepcionante. Con la acumulación de barriles no vendidos, las corredoras de petróleo se han visto obligadas almacenar el mayor volumen de crudo desde 2009 en petroleros en altamar, según la agencia de París.

«En estos momentos el camino de los precios del petróleo no es tan fácil», dijo por teléfono Mike Wittner, director de investigación del mercado de petróleo de Société Générale en Nueva York. «Aunque ha habido un cambio de un mercado con sobreoferta a uno equilibrado, nuestra advertencia a corto plazo se debe a un nivel de existencias todavía alto y al restablecimiento de la producción tras las interrupciones».

Restablecimiento de la producción

Las interrupciones de los suministros, que contribuyeron a impulsar el precio del crudo por encima de los 50 dólares el barril en los últimos meses, están desapareciendo. Los productores de arenas bituminosas de Canadá han restablecido la mayor parte de la producción interrumpida por los incendios de mayo. El fuego puso en peligro las instalaciones y provocó un recorte de la producción de más de un millón de barriles diarios, cerca del 40% de los suministros. Nigeria, miembro de la OPEP, reanudó parte de la producción en junio tras los recortes a un mínimo de 30 años por los ataques de grupos militantes.

El crudo Brent, un referente internacional, cayó un 1,1 por ciento a 46.83 dólares el barril a las 7:19 del viernes en el mercado de futuros de Londres ICE Futures Europe.

«Los factores imprevistos del lado de la producción llevaron al mercado cerca de un equilibro en el segundo trimestre y ahora nuevamente son los factores de la producción los que dificultarán ese equilibrio en el corto plazo», dijo por correo electrónico Harry Tchilinguirian, jefe de investigación de BNP Paribas SA en Londres. «Creemos que podría haber una vuelta a los 40 dólares o incluso menos» del referente estadounidense West Texas Intermediate.

La «narrativa principal» de un mercado mundial equilibrado sigue intacta, dijo Wittner de Société Générale. Esto significa que los compradores regresarían al mercado antes de que el crudo volviese a caer a los mínimos registrados a principios de año. El crudo WTI se desplomó a 26.05 dólares el barril en febrero, el menor nivel desde mayo de 2003.

«No soy súper pesimista», dijo Wittner. «Creo que hay un punto en el que habrá compras en busca de buenos precios, y creo que ese punto es 40 dólares el barril».

Te podría interesar también