Análisis Técnico | Diversifique su cartera con estas acciones a prueba de recesión

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Análisis Técnico | Diversifique su cartera con estas acciones a prueba de recesión



A medida que el brote de la nueva enfermedad por coronavirus (Covid-19) causa estragos en los mercados y las economías, muchos expertos coinciden en que las consecuencias hundirán a Estados Unidos en una recesión.

Las acciones en el mercado de valores han sufrido un golpe devastador en las últimas dos semanas, tras la propagación de la enfermedad y una guerra de precios del petróleo que amenaza a las compañías energéticas más grandes del país y a los bancos que proporcionan su financiación.

Los tres índices principales están ahora firmemente en mercado bajista, tras desplomarse más de un 20% con respecto a su pico.

Muchos analistas auguran ahora una recuperación en forma de U, que por lo general tardan más tiempo en llegar a los niveles en los que se encontraban antes de la recesión; en lugar de un repunte en forma de V, que ha sido el caso en muchas recesiones durante la última década.

A pesar de lo difícil de salir ilesos, es posible minimizar el riesgo diversificando las carteras y añadiendo acciones de bajo riesgo que pagan dividendos.

«Los activos de alta calidad, elevada capitalización y bajo riesgo tienden a ofrecer las mejores actuaciones durante la fase de ‘recesión’ del ciclo», explica Savita Subramanian.

Teniendo esto en cuenta, se han seleccionado tres acciones que deberían seguir produciendo ingresos durante una recesión del mercado o incluso en una recesión económica.

1. Walmart

Una manera de posicionar su cartera para lograr una mayor rentabilidad en tiempos de revuelo en el mercado es incluir empresas que producen o venden productos y servicios que son cruciales para nuestra vida diaria.

Las grandes empresas minoristas encajan bien en este perfil. Por lógica: en tiempos de recesión económica, puede que los consumidores reduzcan su presupuesto destinado a la alta cocina, pero es poco probable que escatimen en compras de alimentos básicos.

Esta protección incorporada hace que las de la tienda física más grande del mundo, Walmart Inc (NYSE:WMT), sean acciones a prueba de recesión.

Con una beta de sólo 0,43 (las acciones de más riesgo tienen una beta más alta, más cercana o superior a 1), Walmart es una de las acciones de gran capitalización más seguras.

Tras caer un 10% frente a la caída del 26% del S&P 500 en el último mes, Walmart cotiza actualmente en 104,05 dólares. En términos de fundamentales, éste no es un mal momento para comprar acciones de Walmart ya que la compañía está teniendo éxito en su plan de atraer a más clientes online para hacer frente a la creciente amenaza de la competencia de Amazon.

– Evolución técnica de Walmart –

El creciente éxito de su modelo híbrido de ventas minoristas —en el que su enorme red de tiendas y su presencia online se unen para crear una experiencia de compra superior para los clientes— se refleja en los últimos informes de resultados de la compañía.

El sólido dividendo de Walmart es un beneficio adicional. Hace que estas acciones sean una buena opción para mantener en su cartera tanto en momentos de poca como de mucha actividad en el mercado. La compañía cuenta con una impresionante trayectoria cuando se trata de devolver efectivo a sus inversores.

A principios de este año, Walmart anunció un aumento del 4% en su pago de dividendos anual hasta 2,16 dólares por acción, un rendimiento del 1,89%. Con esta subida, Walmart lleva aumentado su pago anual los últimos 46 años. Un pago que aumenta regularmente proporciona una buena cobertura y protege el valor de su inversión de la erosión por presiones inflacionarias.

2. Procter & Gamble

El sector de los productos básicos de consumo es otra área del mercado en la que los inversores pueden refugiarse cuando aumenta el riesgo de recesión.

Procter & Gamble Company (NYSE:PG), el fabricante multinacional de productos básicos para el consumidor, ofrece productos esenciales que los consumidores siguen necesitando y comprando, sin importar el entorno económico que los rodea. Como resultado, es una de las primeras acciones que recomendamos cuando la volatilidad reina en los mercados y los inversores buscan un crecimiento de capital lento pero constante con pagos regulares de dividendos.

Tras subir más de un 80% desde mediados de 2018, las acciones de PG también se han llevado un buen golpe con el actual desplome del mercado, dejándose un 17% en el último mes y cerrando ayer en 101,84 dólares. La mayor empresa de productos de consumo del mundo es una de las mayores pagadoras de dividendos del sector.

– Evolución de Procter & Gamble –

El fabricante del jabón para platos Dawn y Pampers lleva aumentado su dividendo 63 años seguidos. En los últimos 128 años nunca ha dejado de pagar dividendos, registrando beneficios incluso durante recesiones, guerras y sequías.

Con una rentabilidad por dividendo actual del 2,67%, las acciones de P&G reportan alrededor de 0,74 dólares por acción cada trimestre. Este notable historial de pagos hace que las acciones de esta empresa de consumo sean un activo fiable para aquellos que quieran blindar sus carteras contra crisis económicas.

Otro beneficio de comprar P&G es que en tiempos de volatilidad extrema, cuando más sufren las acciones de crecimiento altamente cíclicas, las acciones de productos básicos de consumo, de movimiento lento, ofrecen una mejor actuación. Según aumentaba la volatilidad el mes pasado, las acciones de P&G iban superando el rendimiento del índice de referencia.

3. Coca-Cola

Las de Coca-Cola Company son sencillamente una de las mejores acciones defensivas por las que apostar antes de la inminente recesión. La compañía de refrescos más grande del mundo posee o gestiona más de 500 bebidas incluyendo refrescos, agua embotellada, zumos y tés helados, vende sus productos en más de 200 países y tiene 21 marcas individuales que generan 1.000 millones de dólares o más en ventas anuales como Sprite, Minute Maid y Fuze Tea. También es el líder del mercado en varias de sus categorías principales de productos.

La compañía ha sido capaz de aumentar su dividendo durante 56 años consecutivos. Eso es prueba más que suficiente de la fortaleza de la marca, así como de la capacidad de la empresa de rendir por encima de la media durante recesiones, desplomes del mercado y cambios de preferencias de los consumidores.

– Evolución técnica de Coca-Cola –

A principios de este año, Coca-Cola aumentó su dividendo anual en un 2,5% hasta 1,64 dólares por acción. Las acciones cerraron ayer en 47,16 dólares. Con una rentabilidad por dividendo anual del 3,14%, las acciones de Coca-Cola son ideales para aquéllos que quieran una protección contra una caída del mercado.

En conclusión

Walmart, P&G y Coca-Cola son el tipo de acciones en las que puede confiar tanto en los buenos como en los malos momentos. Las tres compañías tienen un amplio foso, flujos de efectivo recurrentes y un historial de recompensa a sus inversores. Si ha comprado estas acciones, no hay razón para entrar en pánico y vender. De hecho, cualquier debilidad a corto plazo de estas firmas debería darle una opción para aumentar sus posiciones.

Con información de Mega Bolsa

Te podría interesar también