Análisis | Consumidores estadounidenses anticipan tiempos económicos turbulentos

// Por: José Miguel Farías / @Rendivalores

Análisis | Consumidores estadounidenses anticipan tiempos económicos turbulentos



Guerras comerciales. Advertencias de recesión. Turbulencia bursátil. Todos estos factores parecieran estar afectando la confianza de los estadounidenses con respecto al porvenir de su economía en el corto y mediano plazo, según muestran las últimas encuestas.

El índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, indicador que mide el grado de optimismo que los consumidores sienten sobre el estado general de la economía y sobre su situación financiera personal, registró su mayor caída mensual desde diciembre de 2012, llegando muy por debajo de una lectura preliminar de principios de mes. Y además, de acuerdo con estos datos recientes, los consumidores estadounidenses se han vuelto lo menos optimistas que han sido desde antes de la victoria electoral de 2016, por parte del presidente Donald Trump.

El índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan cayó en julio a una lectura de 89,8 -la más baja desde octubre de 2016- y por debajo del nivel de 98,2 del pasado mes de junio. Los economistas en promedio habían proyectado una lectura de julio de 92,4.

Una gran cantidad de analistas del mercado justifican esta caída del 8,7 por ciento a la intensificación de la guerra comercial del presidente Donald Trump con China, la cual ha provocado, entre tantas distorsiones, que las acciones estadounidenses se alejen de los niveles récord del mes pasado, mientras que los mercados mundiales de bonos parecieran estar indicando que la expansión actual de 10 años -la más larga en la historia de Estados Unidos- podría estar llegando a su fin.

La última lectura referente a la confianza de los consumidores salió junto con un informe del gobierno de Estados Unidos que mostró que el ingreso personal aumenta más lentamente que la inflación. Dicho ingreso aumentó solo 0,1% desde los niveles de junio, por debajo del aumento de 0,2% en los precios de los gastos de consumo personal, dijo la Oficina de Análisis Económico.

Aun así, los consumidores continuaron gastando a un ritmo más rápido, y el gasto personal en julio aumentó 0,6% desde los niveles de junio, el más alto en tres meses, según el buró.

Los economistas siguen de cerca la confianza y el gasto de los consumidores, ya que tales gastos en los últimos tiempos han representado alrededor del 70% del Producto Interno Bruto de Estados Unidos.

«Si bien el nivel general de sentimiento sigue siendo coherente con las modestas ganancias en el consumo, los datos aumentaron la probabilidad de que los consumidores puedan ser expulsados del ‘precipicio arancelario’ en los próximos meses», expreso Richard Curtin, economista jefe de la Encuesta de Consumidores en un comunicado.

* El autor es asesor de inversiones certificado y director de Finanzas de Rendivalores Casa de Bolsa

Te podría interesar también