AN aprobó voto virtual de diputados perseguidos para evitar riesgos con ratificación de Guaidó

// Banca y Negocios @bancaynegocios

AN aprobó voto virtual de diputados perseguidos para evitar riesgos con ratificación de Guaidó



La Asamblea Nacional modificó este martes, en su segunda sesión extraordinaria, su Reglamento de Interior y de Debates (RIDAN), específicamente en los artículos 13, 43 y 56, a fin de defender la decisión de los ciudadanos expresada en la mayoría parlamentaria electa.

El motivo de la modificación es ofrecer a los diputados que se encuentran en el exilio, el cumplimiento de sus funciones parlamentarias a través de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

La diputada Dennis Fernández estuvo a cargo de presentar la propuesta de modificación del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, argumentando la necesidad de modificar tres artículos para garantizar el mejor funcionamiento del Parlamento y que el mundo vea lo que está pasando.

Los cambios, aprobados por la votación de 93 de los parlamentarios, tiene que ver con los deberes de los diputados, su asistencia y hasta del cumplimiento de las facultades legislativas a través de Internet. Así como la admisión de las TIC para garantizar el quórum y las deliberaciones.

Igualmente, para celebrar sesiones especiales, así como dar el carácter público de las mismas, lo que requiere la participación de ANTV en las transmisiones.

“Lo que se está generando es la utilización, en momentos cruciales, de las TIC, para que los legítimos diputados que se encuentran fuera del país puedan participar, debatir y decidir”, argumentó la diputada María Beatriz Martínez, invocando asimismo que la participación es un derecho tomado en cuenta en las convenciones sobre la materia.

Los diputados pertenecientes a las filas del PSUV se retiraron de la sesión extraordinaria, sin embargo, William Gil, a nombre de su fracción rechazó la modificación y amenazó con llevar el acto legislativo al Tribunal Supremo de Justicia para su anulación.

– La reelección de Guaidó –

La ratificación de Juan Guaidó, dirigente de Voluntad Popular, es el conflicto medular que se vive en la Asamblea Nacional. Teóricamente, los votos existen, pero en la dirigencia opositora priva cierto temor por la división en el sector antichavista y por el hecho de que está incorporado un número elevado de parlamentarios suplentes, cuya vulnerabilidad ante la presión del gobierno es mayor.

Pasan de 30 los diputados que han sido despojados de sus fueros parlamentarios, por lo que están en situación de clandestinidad, refugiados en embajadas o fuera del país. La decisión persigue que estos legisladores puedan ejercer válidamente sus derechos a debatir y votar, algo que precisamente el chavismo gobernante ha tratado de evitar por diversas vías.

La acción coordinada de la Asamblea Nacional Constituyente, un parlamento gubernamental de legitimidad cuestionada por más de 50 países, la Fiscalía General de la República y el Tribunal Supremo de Justicia ha utilizado la herramienta de la sanción judicial para ir recortando la presencia y el liderazgo de la fracción mayoritaria.

El mejor escenario para la fracción chavista es que las divisiones de la oposición, la presión sobre diputados suplentes de la mayoría, y otras maniobras permitan comprometer la reelección de Guaidó el próximo 5 de enero y, si esto ocurre, la legitimidad de la proclamación del líder parlamentario como presidente interino sería claramente cuestionable.

Guaidó advirtió que su mandato como presidente interino termina cuando se logre la transición y se celebren nuevas elecciones presidenciales libres, pero perder la titularidad del parlamento es un grave tropiezo para esta pretensión y socavaría de manera severa su liderazgo, ya mermado según las encuestas.

Te podría interesar también