Almagro: Están pendientes los próximos pasos sobre situación de Venezuela

// EFE


Los ministros de Exteriores del continente americano aprobaron hace quince años la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos, conmemoración que coincide con el debate sobre su aplicación a Venezuela y también con el decimoquinto aniversario de los atentados del 11-S en Estados Unidos.

“Como secretario general estoy obligado a ser fiel a la letra y el espíritu de la Carta Democrática Interamericana. Por tal razón, he invocado su artículo 20 para la situación de Venezuela hoy, identificando las serias alteraciones al orden constitucional y proponiendo al conjunto de los Estados miembros de la OEA recorrer las etapas que nos marca la Carta”, escribió el máximo representante del organismo regional en el diario El País de España.

Almagro destacó que la situación en Venezuela es grave. “Baste decir aquí que en ese país hermano el Poder Ejecutivo tiene férreo control del Poder Judicial, con el cual bloquea el accionar del Poder Legislativo”.

El funcionario agregó: “Si Fujimori cerró el Congreso en 1992 enviando tanques, el gobierno de Maduro lo esteriliza con sentencias judiciales de un Tribunal Superior de Justicia que controla a discreción. El mismo sistema judicial, en la figura del Consejo Nacional Electoral, demora la verificación de firmas necesarias para la realización del referéndum revocatorio en 2016”.

Indicó que como resultado de las políticas del gobierno nacional se ha erosionado la ciudadanía democrática: “Se han perdido derechos fundamentales, al disenso político,  la libertad de expresión, que se pagan con encarcelamientos arbitrarios y el mismísimo derecho al voto, si continúa postergándose la realización del referéndum revocatorio”.

Afirmó que en Venezuela el número de presos políticos continúa creciendo. “Son líderes políticos, sindicales y sociales; estudiantes, intelectuales y periodistas; o bien ciudadanos y ciudadanas de a pie determinados a hacer valer las libertades perdidas”, dijo.

Almagro sostuvo que por las razones expuestas y tras haberse aplicado la Carta Democrática para Venezuela, dejó abierto el proceso de evaluación colectiva. Anunció que están pendientes los próximos pasos: seguir evaluando el contenido de su informe sobre Venezuela de fecha 30 de mayo de 2016 por parte del Consejo Permanente, analizar los acontecimientos posteriores y decidir colectivamente qué camino tomar para ayudar a recomponer la institucionalidad democrática en el país.

“En nuestra América, el camino democrático ha sido sinuoso, con frecuencia accidentado e inevitablemente prolongado y sufrido. Seamos fieles defensores de la Carta, nuestra Constitución de las Américas”, invitó.

Te podría interesar también