Abastos Bicentenario de Terrazas del Ávila ahora es Tiendas CLAP

Ligia Perdomo @LigiaPerdomo / Foto: Archivo AVN

Abastos Bicentenario de Terrazas del Ávila ahora es Tiendas CLAP

Desde el 9 de mayo, fecha en la que 200 trabajadores quedaron cesantes, el Gran Abasto Bicentenario ubicado en Terrazas del Ávila pasó a ser un local más de Tiendas CLAP, la empresa privada que poco a poco se ha ido apoderando de los establecimientos que en 2010 sustituyeron a la cadena Éxito, expropiada por el presidente Hugo Chávez.

Sin hacer ruido, la Red de Abastos Bicentenario Sociedad Anónima (Rabsa), perteneciente al Estado venezolano, comenzó a liquidar a sus trabajadores en julio de 2018 para ceder los espacios a Salva Foods, una compañía creada por amigos del gobierno de Nicolás Maduro, que están siendo investigados por corrupción por el gobierno de Colombia.

Terrazas del Ávila es la más reciente de las sucursales que pasa a ser Tiendas CLAP, dejando sin empleo a 200 trabajadores que recibieron la liquidación simple en sus cuentas de nómina, sin posibilidad alguna de oponerse a la medida.

Jorge Luis Lastra, secretario general del Sindicato de Trabajadores Unidos del Comercio (Sintruco), dijo a Banca y Negocios que el personal fue llamado a la sede central de Abastos Bicentenario para notificarle la decisión.

“Hay inamovilidad laboral, por lo que procedía entregar los cheques en el Ministerio del Trabajo para finiquitar la relación laboral, pero lo hicieron directo a las cuentas de nómina porque el despacho del Trabajo apoya la arbitrariedad del Estado”, detalló Lastra.

Ahora solo quedan cuatro Abastos Bicentenario en todo el país, de una extensa red que llegó a abarcar 49 establecimientos. Los que no han pasado a formar parte de Tiendas CLAP han sido cerrados desde febrero de 2016, cuando Maduro anunció la reestructuración de la cadena sumida en corrupción.

Desde julio de 2018 los empleados luchan porque sus derechos sean restablecidos. De acuerdo con Lastra, lo que se dio en el caso de la empresa privada que asumió el negocio fue una sustitución de patrono, como ocurrió en 2010 cuando el gobierno expropió la cadena Éxito.

Recuerda el dirigente sindical que en esos casos se mantiene el personal porque se trata de la misma estructura de negocio. Pero Tiendas CLAP recurre a contratos nuevos que no ofrecen los beneficios alcanzados en las convenciones colectivas.

Este miércoles 22 de mayo, representantes de Sintruco y exempleados de Abastos Bicentenario se reunirán con la viceministra del Trabajo para insistir, una vez más, en el reenganche del personal cesante, ya que no procedía el despido de acuerdo con los artículos del 66 al 70 de la Ley Orgánica del Trabajo, relativos a la sustitución de patrono.

“Nosotros lo que estamos esperando es salir de este régimen para seguir peleando la figura de sustitución de patrono, porque los derechos son irrenunciables”, señaló Lastra.

Te podría interesar también