6 claves para entender a los Millennials y sus finanzas

// Banca y Negocios @bancaynegocios

6 claves para entender a los Millennials y sus finanzas



La generación de los millennials la conforman las personas que han nacido entre la década de los ochenta y el año 2000, aunque algunos sociólogos insisten en extender la fecha hasta el año 2001, hasta el atentado del 11 de septiembre en Estados Unidos.

Para pertenecer a una generación que enfrenta nuevas responsabilidades financieras, es fundamental iniciar un camino que conduce hacia seguridad en esta área de tu vida. Esa es la razón por la que, a continuación, verás las características básicas que comprenden las finanzas y la forma en que se administran.

Pero hay otra vertiente de los patrones de comportamiento de esta disruptiva generación, y es la que se refiere a sus hábitos financieros. Aquí ya no se trata únicamente de que hayan cambiado la forma en la que las empresas deben diseñar y dirigirles sus productos y servicios, sino que los “Millennials” y sus nuevas formas de entender la vida y las finanzas corren el riesgo de desactivar las propias armas macro-económicas de la FED, obligando también a esta institución y a otras a reinventarse.

En el caso de que hayas nacido en el periodo descrito, eso significa que perteneces a este grupo que está definida por los cambios bruscos, sobre todo en lo que a tecnología respecta, te caracterizas por el desapego a los modelos tradicionales, te comunicas las redes sociodigitales, desconfías, o no tienes prisa para casarte y mientras eres más optimista sobre el futuro que te depara.

Para pertenecer a una generación que enfrenta nuevas responsabilidades financieras, es fundamental iniciar un camino que conduce hacia seguridad en esta área de tu vida. Esa es la razón por la que, a continuación, verás las características básicas que comprenden las finanzas y la forma en que se administran.

1. Mayor uso de la tecnología

No es ya que los “Millennials” hayan adquirido capacidades y destrezas tecnológicas con su formación y desempeño profesional: es que son una generación que mayormente ha bebido de la tecnología desde bastante pequeños, en un proceso que se ha vuelto todavía más acentuado en generaciones posteriores, para las cuales ahora se difuminan fuertemente los límites entre dónde empieza su mundo social físico y el virtual.

La utilización de la tecnología ha transformado la manera en que los jóvenes perciben las marcas. La posibilidad de comparar productos, precios y tener acceso a comentarios de otros usuarios a través de plataformas tecnológicas les permite exigir una mayor calidad en los productos al precio más adecuado. Es una característica que suele ser común.

2. Poco conocimiento financiero

Esta generación ha demostrado tener poca educación en el ámbito financiero. Un estudio realizado por PriceWaterHouseCoopers (PwC) asegura que el 24% de la generación tiene educación financiera básica y solo un 8% educación financiera alta. Esta situación puede poner en riesgo su éxito en el campo de las finanzas.

Esto obviamente requiere un nuevo enfoque no sólo en la complejidad de los productos financieros que han de ofrecérseles, sino también en la propia forma de dirigirse a ellos a la hora de prestarles servicios financieros y ofrecerles productos bancarios y de inversión.

3. Insatisfacción personal con su situación económica

Generalmente, los millennials se muestran insatisfechos con su situación financiera actual. Pueden no estar felices con la situación de sus finanzas, pero no tienen muchas alternativas o herramientas para tener la posibilidad de incrementar su salud financiera.

4. Un mayor sobreendeudamiento

Se ha convertido en un problema. Los pasivos financieros son comunes entre los millennials con educación universitaria, sobre todo en algunos países como Estados Unidos donde la educación universitaria es muy cara, el problema es que una educación superior puede que no sea garantía de un mejor futuro financiero. Se caracterizan por tener al menos una deuda grande en horizontes temporales amplios.

5. Una alta fragilidad financiera

La fragilidad económica de esta generación se ha convertido en un denominador común. Y es que normalmente no tienen la capacidad para hacer frente a determinados problemas. En caso de urgencia no tienen un soporte económico que les permita sobreponerse a la eventualidad y solucionar el imprevisto.

6. Comprar una casa no es prioritario

En el momento en el que los millennials entran a su etapa económica más productiva, a partir de los 30 años, su negación por entrar al mundo de la compra de bienes inmuebles se incrementa sustancialmente. Cada vez más jóvenes deciden no gastar en renta y permanecer viviendo con sus padres para invertir destinar ese capital a otras partidas.

Con información de Blog Salmón/Business Insider

Te podría interesar también