5 claves para saber si tu negocio funciona

// forbes.es

5 claves para saber si tu negocio funciona


Montar un negocio es una tarea complicada que, entre otras cosas, implica un capital inicial suficiente para costear los gastos necesarios que deriven de la puesta en marcha de este proyecto. Además, es importante tener en cuenta una serie de variables para formar el negocio: qué producto o servicio vas a ofrecer, qué necesidad van a cubrir, dónde voy a ubicarlo, a quién va ir dirigida tu actividad así como la capacidad de pago y la disposición a gastar en lo que vas a ofrecer.

A partir de haber creado lo que se conoce como nicho, lo realmente importante para que el negocio resulte viable es saber si éste también es rentable. Para calcular la rentabilidad hay muchos métodos, por ejemplo el ‘time-to-bomb’, que tiene en cuenta la esperanza de vida del negocio sin clientes, o la clásica formula del beneficio y luego compararlo con el umbral de rentabilidad.

Sin embargo, para comprobar que tu negocio funciona no es necesario sacar la calculadora y empezar a hacer una lista de gastos e ingresos. Hay 5 claves que permiten saber si tiene futuro y si el éxito está cerca.

La primera de ellas es si los clientes llegan a tu negocio solos, pues esto significa que tu negocio cuenta con buenas referencias. Además, lo ideal es que hayas logrado fidelizarlos para así asegurarte una serie de clientes fijos.

Otra señal de que todo va viento en popa es que aún tengas capital disponible. De esta forma, con una estimación de ventas positiva y un buen flujo de efectivo, podrás introducir mejorar en tu negocio e incluso podrá crecer.

Analizar las metas fijadas en un principio y comprobar que has logrado tales objetivos es clave para determinar la viabilidad del negocio. Además, esta buena noticia te ayudará a mantener un alto nivel de motivación, algo indispensable para que el negocio funcione pues las ganas y la actitud son la herramienta necesaria para ofrecer un buen trato a los clientes. Si has mantenido un elevado grado de constancia e ilusión, es buena señal.

Por último, haber establecido un buen clima de trabajo y que las relaciones entre los empleados sean positivas hará que sean más productivos y estén felices desempeñando su trabajo. Esto es, sin duda, un pilar fundamental para que el negocio se mantenga en pie.

Te podría interesar también