Grecia recibe último paquete de ayuda financiera

// AFP

Grecia recibe último paquete de ayuda financiera



Grecia recibió este lunes 15.000 millones de euros, la última parte de la ayuda concedida por sus acreedores de la zona euro para cubrir sus necesidades financieras, anunció el director del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE), Klaus Regling.

Este desembolso había sido aprobado por los ministros de Finanzas de la zona euro en una reunión en Luxemburgo el 22 de junio.

Este quinto y último paquete de ayuda financiera del MEE para Grecia prevé la asignación de 9.500 millones de euros a la reserva de la tesorería de Grecia y de 5.500 millones de euros al servicio de deuda, precisó Regling en su comunicado.

Tras el desembolso, la reserva de la tesorería contará con unos 24.000 millones de euros, precisó. «Esta suma cubriría alrededor de 22 meses de necesidades de financiación de Grecia tras el fin del programa, el 20 de agosto», subrayó.

«Grecia cuenta ahora con un sólido colchón para facilitar su regreso a la financiación en los mercados», celebró en Twitter el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Grecia abandonará oficialmente la tutela de sus acreedores -la zona euro y el Fondo Monetario Internacional- el 20 de agosto, para volver a financiarse sola en los mercados, tras varios años de profunda recesión y tres programas de ayuda.

«El compromiso y el encarnizado trabajo del pueblo griego dieron sus frutos», precisó el director general del MEE.

«El fin del programa de ayuda, el 20 de agosto, será una etapa importante para el país. Grecia deberá demostrar ahora a sus socios y a los mercados que se comprometió a no revertir las reformas realizadas y a continuar las políticas económicas y presupuestarias duraderas necesarias a largo plazo para convertirse en una economía robusta que genera crecimiento y empleos», advirtió.

Con los 15.000 millones de este lunes, la ayuda financiera concedida por el MEE a Grecia alcanza los 61.900 millones de euros.

En ocho años, Grecia recibió una ayuda de 273.000 millones de euros de parte de sus acreedores, en tres programas diferentes.

En contrapartida, los griegos debieron poner en marcha cientos de reformas, a menudo dolorosas, para sanear sus finanzas públicas.

Te podría interesar también