#20Abr Histórico: crudo de EEUU cayó 305% y cierra en -37,63 dólares por barril

// AFP-EFE

#20Abr Histórico: crudo de EEUU cayó 305% y cierra en -37,63 dólares por barril


El petróleo intermedio de Texas (WTI) protagonizó este lunes 24 de abril un desplome histórico del 305% y por primera vez desde que hay estadísticas entró en valores negativos, pues el valor del barril estadounidense quedó en -37,63 dólares el barril, con los comerciantes muy preocupados por una caída en la demanda del petróleo debido a la pandemia del coronavirus.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo restaron la cifra insólita de 55,90 dólares con respecto a la sesión previa del viernes.

En una jornada de verdadero pánico, el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) entró en caída libre a menos de dos horas del cierre del mercado y se desplomaba así un 73,67%, hasta los 4,81 dólares el barril, su nivel más bajo en la historia a medida que los comerciantes continúan preocupados por una caída en la demanda debido a la pandemia del coronavirus.

A primeras horas de la tarde, la cotizaciones se llegaron a mover en cifras de 1 dólar por barril.

A las 13.25 hora local de Nueva York (17.25 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en mayo, que expiran mañana, restaban 13,46 dólares respecto a la sesión del viernes, ahondando en la tendencia bajista de las negociaciones previas a la apertura del mercado y encaminados a registrar el peor día de la historia para el crudo de referencia en EE.UU.

Según los analistas, el desplome se debe al temor por la falta de capacidad en EE.UU. para almacenar crudo en medio del abismal recorte en la demanda provocado por el parón en la actividad consecuencia del coronavirus.

Con el precio del barril de Brent situado en unos 26 dólares, los analistas de esa firma, no obstante, invitan a observar la diferencia WTI-Brent tomando en cuenta los precios de los contratos de junio del WTI, ya que los futuros de referencia en Europa cambian de mes antes que los estadounidenses, explican.

El mercado sigue volátil a pesar de que la OPEP y sus socios acordaron a principios de abril reducir su producción en 9,7 millones de barriles diarios para compensar ese recorte de la demanda ligado al COVID-19, que los inversores no parecen creer que sea suficiente.

– Cierre Brent-

El colapso de la demanda por la crisis del COVID-19 y las dificultades para almacenar el exceso de producción lastraron este lunes en el mercado de futuros de Londres la cotización del barril de petróleo Brent para entrega en junio, que cayó un 8,90 %, hasta 25,58 dólares.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 2,50 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 28,08 dólares.

La cotización del petróleo intermedio de Texas (WTI) entró hoy en terreno negativo por primera vez en su historia, lo que arrastró al Brent y agudizó su caída en el último tramo de la sesión.

Con todo, el Brent sufrió un descenso más moderado que el crudo estadounidense y la brecha entre el precio de ambos barriles superó la diferencia de 13 dólares que había marcado a principios de 2015.

El hundimiento del precio del WTI «ha avivado las especulaciones de que Estados Unidos podría rescatar a la industria del esquisto» ante el temor a que algunas compañías productoras vayan hacia la quiebra, afirmó Micahel Hewson, analista de CMC Markets.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios (OPEP+) han acordado reducir su producción conjunta en 10 millones de barriles por día.

El desplome de la demanda puede ser, sin embargo, superior a 20 millones de barriles diarios, lo que amenaza con inundar el mercado con un exceso de oferta que será difícil de almacenar.

Hewson subrayó que la industria del esquisto estadounidense deja de ser rentable cuando el precio del barril baja de en torno a 40 dólares, por lo que puede resultar especialmente golpeada por la crisis.

– Media jornada –

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) se desplomaba este lunes 20 de abril a media jornada un 45,21%, hasta los 10,01 dólares el barril, su nivel más bajo desde 1986, ante el recorte de la demanda provocado por la pandemia de COVID-19 y la proximidad del vencimiento de los contratos.

A las 12.00 hora local de Nueva York (16.00 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en mayo, que expiran mañana, restaban 8,26 dólares respecto a la sesión del viernes, ahondando en la tendencia bajista de las negociaciones previas a la apertura del mercado y encaminados a registrar el peor día de la historia para el crudo de referencia en EE.UU.

En la apertura, el petróleo de Texas se derrumbó un 38,59%, hasta los 11,22 dólares el barril, lo que marcaba su nivel más bajo desde 1998.

En el caso de los contratos con vencimiento en junio, en los que el volumen de negociación es mayor, la caída era en torno al 13 % y el precio se situaba en 21,74 dólares.

Según los analistas, el desplome se debe al temor por la falta de capacidad en EE.UU. para almacenar crudo en medio del abismal recorte en la demanda provocado por el parón en la actividad consecuencia del coronavirus.

«La destrucción interdiaria del WTI de hoy es épica en escala y muestra la gran inestabilidad de los contratos de mayo de 2020 ante su expiración de mañana y los miedos a que el almacenamiento no se pueda materializar«, expresó la analista Louise Dickson, de la firma Rystad Energy.

Con el precio del barril de Brent situado en unos 26 dólares, los analistas de esa firma, no obstante, invitan a observar la diferencia WTI-Brent tomando en cuenta los precios de los contratos de junio del WTI ya que los futuros de referencia en Europa cambian de mes antes que los estadounidenses, explican.

El mercado sigue volátil a pesar de que la OPEP y sus socios acordaron a principios de abril reducir su producción en 9,7 millones de barriles diarios para compensar ese recorte de la demanda ligado a la COVID-19, que los inversores no parecen creer que sea suficiente.

– Más temprano –

El crudo estadounidense cae este lunes 20 de abril en la apertura del mercado más del 20%, por debajo de los 15 dólares el barril, un nuevo mínimo en más de dos décadas, debido al desplome de la demanda mundial provocado por la pandemia de coronavirus.

El barril estadounidense West Texas Intermediate (WTI) perdía 22,99% y se situaba en 14,07 dólares la unidad en la apertura de las operaciones europeas, mientras que el Brent del Mar del Norte cedía 3,95% hasta los 26,96 dólares el barril.

Los mercados de petróleo se han desplomado en las últimas semanas a su nivel más bajo en casi 20 años, porque los bloqueos y las restricciones de los viajes en todo el mundo tienen un fuerte impacto en la demanda.

La crisis se agravó después de que Arabia Saudita, miembro de la OPEP, lanzara una guerra de precios con Rusia, que no es miembro de esta organización.

Los dos países pusieron punto final a la disputa a principios de este mes aceptando, junto con otros Estados, reducir la producción en casi 10 millones de barriles diarios para impulsar los mercados afectados por el virus.

Pero los precios siguieron cayendo. Los analistas estiman que los recortes no bastan para compensar la caída masiva de la demanda.

«Los precios del crudo siguieron bajo presión», señala el banco ANZ en una nota.

«Aunque la OPEP ha aceptado una reducción sin precedentes de la producción, el mercado está inundado de petróleo«, añadió, refiriéndose a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y a los socios no miembros de la OPEP.

«Todavía se teme que las instalaciones de almacenamiento en Estados Unidos se estén quedando sin capacidad», estima el banco.

– El WTI, «desenganchado» del Brent –

Michael McCarthy, experto en CMC Markets, afirma que la caída del WTI «evidencia un exceso» de las reservas de crudo en la terminal de Cushing (Oklahoma, sur de Estados Unidos).

El índice de referencia estadounidense está ahora «desenganchado» del Brent, referencia del petróleo europeo, y «la brecha entre los dos ha alcanzado su nivel más alto en una década», subrayó.

El contrato de barril de WTI para entrega en mayo finaliza pronto, lo que significa que aquellos que lo tienen deben encontrar compradores físicos. Pero las reservas ya han aumentado enormemente en Estados Unidos en las últimas semanas, y por ello tendrán que rebajar sus precios.

La Administración de Información Energética de Estados Unidos informó de que los inventarios de petróleo subieron 19,25 millones de barriles la semana pasada.

Sukrit Vijayakar, analista de Trifecta Consultants, subraya que las refinerías estadounidenses no logran transformar el petróleo crudo lo suficientemente rápido, lo que explica que haya menos compradores y reservas que aumentan.

«Creo que muy pronto vamos a probar los niveles más bajos desde 1998 en torno a los 11 dólares», agregó de su lado Jeffrey Halley, analista de mercados para OANDA.

Te podría interesar también