La buena racha de Wall Street se ha extendido sólo tres días, al volver a caer hoy en el rojo sus tres principales indicadores, arrastrados una vez más por las relaciones comerciales entre EEUU y China, las dos mayores economías del mundo.

Arrancaron en terreno positivo tanto el Dow Jones de Industriales como el S&P 500 y el Nasdaq, gracias a un informe del Departamento de Empleo del país que indicó que se habían sumado 250.000 puestos de trabajo el mes pasado.

Sin embargo, sufrieron un importante traspiés una hora después de haberse iniciado la sesión bursátil tras conocerse que varios altos cargos de EE.UU negaban estar cerca de un acuerdo comercial con China.

Contradecían de esta forma las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, que dijo ayer estar “muy cerca” de llegar a un pacto comercial con su homólogo chino Xi Jinping.

“No hay ningún gran avance en el acuerdo con China. Estamos haciendo un repaso rutinario de los asuntos que ya se han planteado”, explicó al medio especializado CNBC uno de los consejeros económicos más destacados de Trump, Larry Kudlow.

“No estamos apunto de alcanzar un acuerdo”, subrayó.

Así, el Dow cayó más de 200 puntos en 20 minutos, un descenso del que no se pudo recuperar en el resto de la sesión pese a algunas abruptas subidas, con lo que terminó con un retroceso del 0,43 por ciento.

Movimientos similares registraron los otros dos indicadores destacados del parqué neoyorquino, el S&P 500 y el Nasdaq, que bajaron hoy 0,63% y 1,04% respectivamente.

Las relaciones comerciales entre Washington y Pekín llevan meses pesando en Wall Street, desde que Trump pusiera en marcha sus políticas proteccionistas y anunciara la implementación de aranceles sobre productos chinos valorados en 250.000 millones de dólares.

También arrastraron las acciones una notable caída de Apple, que se deslizó un 6,63 por ciento hoy tras conocerse que el reparto de productos del gigante tecnológico en el tercer trimestre del año no alcanzó las cifras que se esperaban.

“En estos momentos todos estamos centrados en el comercio”, dijo el jefe de estrategia de mercados de TD Ameritrade, JJ Kinahan, que no se mostró positivo en cuanto al futuro de la bolsa de EEUU., que ha registrado inusuales niveles de inestabilidad.

“Los recientes movimientos que estamos viendo son el resultado de un cambio hacia niveles de volatilidad históricos”, aseguró Kinahan. “No creo que esto vaya a amainar”, aseveró.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización