Tenedores de bonos de Elecar se organizan para exigir pago

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Tenedores de bonos de Elecar se organizan para exigir pago



El banco de inversión BroadSpan Capital está en conversaciones con los tenedores de cerca de 51% de los bonos de la Electricidad de Caracas (Elecar) en la búsqueda de armar un grupo que trace una estrategia para exigir el pago de $650 millones del principal y $27,6 millones de intereses del papel Elecar 18 que venció en abril y que Venezuela no ha cancelado.

«Los tenedores de bonos han estado tratando de dar a Venezuela un espacio con la esperanza de que la política económica mejore, pero en el último año esto no ha ocurrido y la situación del país continúa deteriorándose», dijo a Redd Latam una fuente cercana a las conversaciones.

Estos acreedores se ven cada vez más motivados a exigir sus pagos luego de que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) pagara el bono 2020 el mes pasado y llegara a acuerdos con empresas como Conoco en los últimos meses para la cancelación de compromisos.

El bono Elecar 2018 está en manos de múltiples inversionistas entre los que se encuentran cuentas instituciones e individuos, por lo que unificarlos es una tarea ardua.

«Es frustrante que no se encuentre con quién hablar en Venezuela, porque las autoridades financieras del país están sancionas y la idea es tener un grupo de tenedores de bonos de Elecar con ideas afines y hablar de una estrategia de pago», dijo la fuente de Redd Latam.

BroadSpan anunció el miércoles que el mayor titular de Elecar, GMO, había estado trabajando con ellos para ponerse en contacto con otros vituallares para explorar posibles soluciones.

Redd Latam señala que su informante destacó que dado que la aceleración ya no es factible porque la fecha de vencimiento ya pasó, los tenedores de bonos de Elecar deben alcanzar un umbral mayoritario de 51% para tomar cualquier acción real.

Un punto que están considerando es el hecho de que Elecar no tiene activos fuera de Venezuela, por lo que es difícil buscar un cobro por la vía del embargo, como está ocurriendo con Pdvsa.

Otros tenedores de bonos venezolanos y de la petrolera estatal también están esperando sus pagos por un monto total que supera los $6.000 millones, pues el país dejó de cumplir con estos compromisos el año pasado, en medio de una severa crisis económica agravada por el desplome de la producción de crudo.

Te podría interesar también