La Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) ordenó a los bancos bloquear operaciones realizadas por sus clientes desde el exterior si estos no notifican que están fuera del país.

La circular N° 14539 con fecha 27 de agosto de 2018, señala que si los bancos identifican “alguna transacción que corresponda a clientes que no hayan efectuado la notificación (de salida del país), cuyas direcciones IP se encuentren fuera de la República Bolivariana de Venezuela, deberá efectuar de manera preventiva un condicionamiento especial que imposibilite los accesos para realizar transferencias en línea de los instrumentos pertenecientes a dicho cliente”.

Según indicó el superintendente Antonio Morales, a partir del 27 de agosto de 2018 los bancos deben informar a sus clientes que “de tener previsto viajar fuera del territorio nacional y requieran hacer uso o movilizar sus instrumentos financieros bajo cualquier tipo de operación, estos deberán notificar previamente (…) indicando expresamente el lugar o lugares de destino y el periodo correspondiente”.

La Sudeban agrega que las entidades financieras deben bloquear todo acceso al sistema en caso de no ser notificados y que se permita el ingreso solo cuando el cliente haga la correspondiente notificación.

Además, los bancos están en lo obligación de informar a la Sudeban semanalmente todos los datos de los clientes que notifiquen que viajarán, los IP de todas las operaciones que se efectúen desde el exterior y los datos de los clientes que intentaron acceder al sistema sin avisar de su viaje.

Morales detalló que “el objetivo (de esta nueva medida) es incentivar el uso de las casas de cambio, autorizadas por el gobierno (con pago de comisión), cuya actividad económica precisamente contempla la recepción y envío de remesas desde el exterior”.

Millones de venezolanos han salido del país debido a la crisis y utilizan sus cuentas en bancos nacionales para enviar bolívares a sus familiares que cambian en el mercado paralelo de divisas o a través de mercados de criptomonedas.

Esto conlleva a un aumento en los mecanismos de control en la banca nacional, limitando la realización de transferencias desde el extranjero entre particulares y colocando al Estado con el monopolio del envío de remesas en un intento por controlar los recursos originados del cambio de divisas duras por bolívares.

Esta decisión le resta confianza a la anunciada flexibilización cambiaria y posiblemente no contribuya a cerrar aun más la brecha entre el Dicom/petro y el cambio paralelo. Adicionalmente le genera mayor responsabilidad a la banca la cual se encuentra sumergida en un gran número de requerimientos por parte de las autoridades.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización