Subasta de Citgo podría realizarse en septiembre aunque junta ad hoc de Pdvsa apelará

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Subasta de Citgo podría realizarse en septiembre aunque junta ad hoc de Pdvsa apelará



El Estado venezolano podría perder el control sobre Citgo, a menos que la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos emita una resolución que impida una posible subasta de acciones, que tendría como acreedor preferente a la minera canadiense Crystallex, pero que podría abarcar a más de una docena de empresas cuyos activos fueron expropiados en Venezuela y que han acudido a vías judiciales para recuperar, aunque sea en parte, sus inversiones.

Una nota de la agencia especializada Argus Media cita a voceros de Crystallex que indican que la corporación, que ahora tiene un nuevo accionista controlador, trató de contactar repetidamente a representantes del «gobierno interino de Venezuela» para lograr un acuerdo que compensara adecuadamente a la minera y, a la vez, preservara el valor de Citgo para «el pueblo venezolano».

No se confirmó si el procurador especial José Ignacio Hernández o la directiva de ad hoc de Pdvsa contactó a la empresa, que reclama aproximadamente 1.500 millones de dólares.

El caso del juzgado de apelaciones se basa en el hecho de que, pese a que reconoce la legitimidad de la administración Guaidó,  su gobierno interino no tiene un control efectivo sobre Pdvsa, y tampoco se pudo demostrar una separación clara del holding propietario de la empresa de su casa matriz cuyo dueño es el Estado venezolano.

Abogados de las administraciones de Nicolás Maduro y Juan Guaidó intentaron fallidamente detener la acción judicial, y el gobierno estadounidense declinó hacerse parte.

El equipo de Guaidó ha insistido reiteradamente en que los activos de Venezuela en Estados Unidos deben recibir una protección especial del Ejecutivo de Donald Trump, pero, a pesar de que existe un amplio apoyo político y potencialmente financiero para el líder de la oposición y su administración, reconocida por 51 países, el gobierno de EEUU no ha querido, y parece que no lo hará, emitir una orden ejecutiva de protección.

En un breve comunicado, la Junta Directiva ad hoc de Pdvsa dijo que, junto con sus asesores legales, tomará todas las acciones legales necesarias para apelar esta decisión judicial de la Corte del tercer Circuito de Philadelphia, que ratifica el fallo en primera instancia, de agosto de 2018, emitido por un tribunal de Delaware, presidido por el Juez Leonard P. Stark, quien estableció que era posible y legal la subasta de Citgo entre un concurso de acreedores, incluyendo a los tenedores de bonos.

No queda claro si la directiva ad hoc de Pdvsa puede conseguir una medida cautelar que frene el proceso, pero según el reporte de Argus Media, de no ser así, el proceso de subasta, solicitado por Crystallex, podría realizarse en septiembre próximo.

Citgo posee una red de refinería para crudos medianos y pesados que incluye una planta de 418.000 barriles diarios  en Lake Charles, Louisiana; otra para 157.000 barriles/día en Corpus Christi, Texas; y una refinería de 179.265 b / d en Lemont, Illinois; además de una red de distribución de combustibles y lubricantes con más de 14.500 estaciones.

Antes de las sanciones, la cadena de refinerías de Citgo era el principal cliente del crudo de exportación de Venezuela y la fuente fundamental de la importación de diluyentes y otros productos refinados.

La agencia S&P Global Platts cita al experto petrolero venezolano Francisco Monaldi, quien señala que «a menos que el gobierno de Estados Unidos proteja temporalmente los activos de Citgo de estos reclamos, como lo hizo con los activos petroleros en Irak, existe una alta probabilidad de que, en un futuro cercano, Citgo se pierda». Tan sencillo como eso.

La decisión de esta corte es apelable ante el Tribunal Supremo, pero es posible que existan dos vías más expeditas: una es la negociación directa con algunos acreedores, como los tenedores de bonos, que ya está en marcha, y otra es insistir en que, con base en las sanciones establecidas contra Pdvsa, se impidan operaciones con esos activos, algo con lo que algunos acreedores, especialmente Crystalex y ExxonMobil no están de acuerdo, aunque estos casos están en situaciones distintas.

El problema es que esta decisión llega en un momento muy inoportuno, porque Citgo está en el proceso de renegociar una deuda de 1.850 millones de dólares con bonistas, a los que se les ofrecerá un canje por títulos nuevos hasta por 1.350 millones, pero que ya tienen demanda hasta por 5.000 millones de dólares.

Te podría interesar también