Revisan requisitos de capital de la banca europea

// Banca y Negocios @bancaynegocios


La Comisión Europea CE) ha propuesto hoy una reforma de sus normas de requisitos de capital para la banca por la que fija nuevas exigencias en términos de apalancamiento y financiación estable para las entidades, en línea con los valores internacionales acordados en el Comité de Supervisión de Basilea.

El Ejecutivo comunitario ha presentado medidas para el sector bancario en la Unión Europea (UE) que incorporan en la legislación europea -la directiva y el reglamento de requerimientos de capital y la directiva de resolución y reestructuración bancaria- los últimos valores internacionales acordados en el Consejo de Supervisión Bancaria de Basilea y otros foros internacionales.

«La ambición de la propuesta refleja los valores internacionales pero hay especificidades europeas que tenemos que tener en cuenta y reflejar adecuadamente» dijo el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis, en una reunión con Efe y otros cuatro medios europeos.

Bruselas ha introducido ciertos «ajustes» para «calibrar» valores internacionales con el objetivo de favorecer que los bancos sigan prestando a la economía, en particular a las pymes, y mitigar las barreras que puedan aparecer en el mercado de capitales comunitario.

La CE ha incorporado un ratio de apalancamiento obligatorio del 3 % del capital de máxima calidad (Tier 1) de la entidad, para evitar que los bancos presten en exceso cuando no dispongan de capital suficiente, como se vio durante la crisis financiera que arrancó en 2008.

Ha fijado un coeficiente de financiación estable neta (NSFR, por sus siglas en inglés) equivalente al 100 %, lo que obligara a las entidades a tener suficiente financiación de fuentes estables para cumplir con sus necesidades de financiación para todo el año siguiente.

El objetivo es evitar que los bancos dependan en exceso de la financiación a corto plazo para financiar sus préstamos a largo ya que, como se comprobó también durante la crisis, cuando esta financiación deja de estar disponible los bancos necesitan liquidez de emergencia para hacer frente a sus obligaciones y pueden acabar en quiebra.

La Comisión insiste en la «proporcionalidad» de los requisitos para tener en cuenta el tamaño y perfil de las entidades, de forma que cumplir con estos no suponga una carga excesiva.

De ahí que haya introducido matices a la hora de aplicar las normas sobre la revisión de las carteras de negociación de los bancos, que establece complejas reglas para controlar los riesgos de esta parte del balance.

En concreto, las entidades que tengan carteras por debajo de 50 millones de euros se beneficiarán de una derogación, mientras que si la cartera no supera 300 millones podrán usar un proceso simplificado.

La CE prevé reducir los requisitos y la frecuencia del envío de información por parte de las pequeñas entidades, aunque los detalles aún deben precisarse.

Bruselas calcula que la aplicación de los nuevos valores elevará el coste de financiación para el sector bancario hasta tres puntos básicos, mientras que el coste de aplicar el conjunto de reformas será de entre 0,03 % y 0,06 % del producto interior bruto.

Ahora bien, estima también que los recursos públicos necesarios para rescatar a la banca si hubiese una crisis similar a la de 2008 caerían un 32 %.

Te podría interesar también