Qué sigue tras el anuncio sobre validación del 1% de las firmas para el revocatorio

Banca y Negocios @bancaynegocios

El Consejo Nacional Electoral (CNE) confirmó este lunes que la oposición ha validado las firmas de la primera fase para continuar con el proceso de activación del referéndum revocatorio contra el presidente, Nicolás Maduro. Aún así, todavía faltan pasos para que la oposición consiga deponer al mandatario.

Después de haber recogido cerca de 400.000 firmas de las 200.000 rúbricas (1 por ciento del censo electoral) que necesitaban de un total estimado de 19,8 millones de venezolanos mayores de 18 años, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)tiene dos días para solicitar de manera oficial la activación del referéndum.

Esta aprobación de firmas, que se inició en el mes de mayo y duró casi tres meses, corroboró un 98,4 por ciento de rúbricas como ciertas, mientras que un 0,33 por ciento no coincidieron con las huellas y serán investigadas por el Ministerio Público. Otras 6.649 no fueron analizadas por mala calidad y 441 fueron repetidas.

De este modo, ahora la oposición podrá finalmente iniciar la segunda fase del proceso, en la que tendrán que recopilar las firmas por un 20 por ciento del censo electoral, lo que suponen cuatro millones de rúbricas, tal y como ha anunciado este lunes la presidente del CNE, Tibisay Lucena, reseña El Universal.

Después de que se apruebe la solicitud de manera oficial, el CNE deberá habilitar en un máximo de dos semanas las fechas y puntos de recolección de estas casi cuatro millones de firmas necesarias para activar el referéndum. Cumplido este plazo, tendrá tres días continuos para convocar la consulta y tres meses para organizarla, que será lo que defina el destino del presidente Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores.

Con este paso de validación de firmas, la oposición ha avanzado en un largo camino que le queda por recorrer para apartar a Maduro del poder, ya que aún aprobada la realización de la consulta, según el artículo 72 de la Constitución, se necesitará superar la votación obtenida por el mandatario en 2013 de 7,5 millones de votos.

Los dirigentes de la MUD estiman que, si el CNE cumple con todos los plazos, el referéndum se podría celebrar en diciembre del presente año. Esta fecha cumpliría con las expectativas de la oposición, ya que quieren que se realice la consulta antes del 10 de enero de 2017, cuando se cumplen cuatro años del periodo que inició Chávez y viene completando Maduro. Por su parte, el presidente aseguró que este año no habrá consulta porque la MUD inició los trámites muy tarde. En el caso de que ganase el ‘Sí’ en la consulta contra Maduro, pero fuera después de ese 10 de enero, no habría nuevas elecciones y ocuparía el cargo de presidente el actual vicepresidente Aristóbulo Istúriz.

El pasado 13 de junio, Maduro presentó una demanda ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de «fraude» por la recolección de firmas, por lo que los juristas podrían retrasar el proceso o incluso anularlo.

El Gobierno también planteó una demanda en la Fiscalía por usurpación de identidad contra los promotores de la consulta, defendiendo que entre las firmas no válidas por el CNE para activar el proceso figuraban miles que pertenecían a personas fallecidas, presos y menores de edad.

Te podría interesar también