¿Qué aprendió Goldman Sachs de la compra de los «bonos del hambre»?

// Banca y Negocios @bancaynegocios



En mayo de 2017 Goldman Sachs fue señalada por pagar a Venezuela $865 millones por bonos con valor nominal de $3.000 millones. Los papeles fueron conocidos como los «bonos del hambre», una manera de criticar la transacción que alimentó las finanzas del gobierno de Nicolás Maduro, en medio de fuertes protestas y de una crisis económica sin precedentes.

Sheila Patel, directora general de la división internacional de Goldman Sachs Asset Management, dijo en una entrevista con Bloomberg que el incidente se convirtió en un momento de aprendizaje dentro de la empresa y ayudó a enfocarse en invertir con miras a las políticas ambientales, sociales y de gobierno.

«Fue una gran experiencia de aprendizaje», dijo Patel. «Pero lo más importante, realmente ha sido un gran impulsor para pasar mucho más tiempo pensando en ESG (Enviromental, Social and Corporate Governance)».

Pero el aprendizaje en el manejo de esa crisis, no es lo único que ha dejado. Los bonos han estado en default por más de cuatro meses, ya que el país ha comenzado a suspender los pagos de gran parte de su deuda externa. Los papeles ahora cotizan a 21 centavos por dólar, por debajo de los aproximadamente 31 centavos que, según los informes, Goldman Sachs pagó por ellos.

Te podría interesar también