Psicóloga de Harvard da tres reglas de oro para lograr el éxito

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Recientemente ha surgido un término llamado “power pose”, que invita a un estado de calma y confianza en ti mismo para afrontar las situaciones difíciles y lograr el éxito en todo lo que te propongas. Amy Cuddy, una psicóloga de Harvard, es la creadora de ese popular término, que podría traerte muchos beneficios.

En el 2012 Cuddy lo explicó en TED Talk. Dijo que también se trataba de una correcta conexión entre cuerpo y mente. Es una postura que suelen asumir muchas personalidades poderosas.

Esta teoría también la ha explicado muy bien en su libro “Presence: Bringing Your Boldest Self to Your Biggest Challenges”. Ella define “presencia” como la capacidad de expresar todo tu potencial. Cuando estás presente, puedes asumir tus desafíos de mejor manera sin que los veas como una amenaza.

Cuando te encuentras en una entrevista laboral o presentando un startup, las personas pueden determinar si estás presente, dependiendo de tu actitud.

En una entrevista con Business Insider Cuddy dijo que “hay tres características que definen a la gente cuando está presente”:

1. Cree en tu historia

Cuando estás presente, demuestras convicción por tus ideas y eso hace que los demás también las crean.

En el libro Cuddy cuenta lo ocurrido en un estudio realizado en el que varios participantes asumían entrevistas simuladas, en las que tenían que argumentar por qué eran las personas mejores capacitadas para el cargo, mientras que eran totalmente honestos.

Los videos de las entrevistas fueron analizados por varias personas, y quedó claro que aquellos que lucían más aptos para el cargo eran los que se mostraron más “presentes”.

Los jueces remarcaron la importancia de la credibilidad y la autenticidad.

2. Confiado sin ser arrogante

Esto fue lo que dijo un inversionista sobre la actitud de los emprendedores cuando presentan sus ideas:

“Muchas veces tienen demasiada energía y pueden ser algo agresivos. Incluso parecen estar a la defensiva. No tienen por qué tener todas las respuestas”.

Cuddy hace hincapié en la importancia de estar abierto a la retroalimentación. Cuando una persona se muestra cerrada en sus ideas, se hace poco atractiva como socia de un negocio.

Debes ser confiado sin caer en la arrogancia.

3. Comunicación verbal y gesticular sincronizada

Cuando no estamos siendo auténticos, o queremos engañar a alguien, la gesticulación verbal y los gestos no se muestran sincronizados.

Eso ocurre porque estás intentando que tus gestos se parezcan a lo que dices y no sale al natural. Cuando estás “presente” las personas pueden confiar más en ti.

Por último, si confías en ti mismo será más probable que consigas ese puesto de trabajo o la inversión que necesitas. No siempre tendrás éxito, pero tendrás más oportunidades de lograrlo.

Te podría interesar también