Proyectan inflación de 850% y contracción de 15% del PIB para 2017

// Elizabeth Ostos @ElizabethOstos


Un panorama nada alentador para la economía nacional se presenta en 2017, en vista de que los cambios políticos no están a la vuelta de la esquina. El modelo económico del oficialismo, de controles y de manejo discresional, seguirá, pues el gobierno tiene aún margen de maniobra en el manejo de las finanzas públicas: Bien sea por el uso de fondos que puede obtener la República, en especial con China y con recursos propios que podrían rendir si el barril de crudo sigue en sus niveles actuales de 45 dólares.

«Si este precio baja, sí habría problemas no sólo para honrar la deuda externa sino con las erogaciones que debe hacer el Ejecutivo en 2017. Pienso que el chavismo tiene de dónde raspar la olla y seguir financiando su modelo que le permite estar en el poder». Así opinó Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, en el foro «Venezuela: aterrizando en 2017», organizado en la capital por ese grupo de especialistas.

En cifras absolutas, Oliveros desagregó lo que ingresará a Venezuela en 2017: «Si en 2016 entraron 19 millardos de dólares, en este año la cifra subirá a 22 millardos de dólares.En oro monetario hay unos 7 mil 800 millones, los derechos especiales de giro del Fondo monetario Internacional representan 1.200 millones, las reservas internacionales operativas aportan otros 2 mil millones, además de fondos extrapresupuestarios. Aún hay dinero, y si el chavismo raspa la olla solo podría hablarse de un cambio de modelo para buscar más fondos, pero eso no está planteado en estos momentos».

Expresó, en otro orden de ideas, que en fuentes del alto gobierno se maneja la tesis de devaluación de la tasa del dólar Protegido o Dipro de Bs 10 a Bs. 50, «con el monopolio oficial de las importaciones de alimentos y de medicinas a este tipo de cambio. El tema político actual ha evitado que se anuncie este ajuste en el tipo de cambio, el cual tendrá repercusiones en las otras cotizaciones entre el bolívar y el dólar», dijo Oliveros.

Explicó que la firma que representa vaticina inflación de 850% para fines de 2017 pero “si medimos la inflación solo en productos no regulados, que nosotros llamamos inflación subyacente, puede superar 2.000% este año”. La subyacente cerró en 1.300%  a fines de 2016. Y la caída del Producto Interno Bruto de 2017 estará entre el 11 y el 15%, según sus cálculos.

Oliveros aporta otro dato sobre cómo se expresaba en dólares la economía venezolana en 1998, año en que asciende al poder el actual gobierno: «Esta economía era de 400 millardos de dólares en 2012 y en 2017 representa 100 millardos de dólares, actualmente, somos una cuarta parte menos de lo que había hace 17 años».

Finalmente, recomendó a los empresarios asistentes al evento «resistir, no endeudarse y tratar de exportar para ganar posiciones en dólares, si bien es cierto que las empresas valen menos en 2017, el esfuerzo de toda una vida no puede perderse, hay que trabajar, analizando mes por mes el entorno del país».

Fuerte caída del consumo

Otro director de Ecoanalítica, el economista Pedro Palma, puso en relieve un tema que puntea los análisis: La caída del consumo, como consecuencia de la merma del poder adquisitivo del venezolano. En sectores como vestido y calzado, equipamiento del hogar y el licores la contracción es fuerte. En los bienes con precios no regulados, la caída de las ventas está entre el 30 y 50%.

En el sector licores, la baja es de 70%, en vestido y calzado de 40%. “No sólo se observa una baja en la producción en la industria alimentaria, principalmente, sino también una contracción sumamente importante en la demanda”, advirtió Pedro Palma.

Al ser interrogado sobre si la dolarización podría ser una alternativa para bajar la inflación y estabilizar la economía nacional, el director de Ecoanalítica sostuvo que «es una tesis que se maneja} en cierto ámbitos pero no necesariamente todos los economistas la apoyamos. Ciertamente, la dolarización tiene un efecto inmediato en la baja de la inflación, en el caso de que eso sea la prioridad del gobierno. Se limita la posibilidad de generar dinero inorgánico pero no necesariamente se deja de generar. Soy de los que piensa que un plan antiinflacionario puede estructurarse con la moneda local».

Finalmente, en cuanto a perspectivas cambiarias, una de las preguntas más recurrentes de los asistentes al foro de la empresa consultora, los ponentes facilitaron sus proyecciones.

  • Para fines de 2017 el dólar protegido pasará de 10 a 50 Bs.
  • Dólar Complementario de 678 a 1, 200 Bs.
  • En el supuesto, muy remoto, de que se diera la unificación cambiaria, el bolívar llegaría a 1.452 por cada dólar
  • En el caso de que siga la multiplicidad de cambios, el dólar paralelo llegaría a cifras de entre 6 mil y 9 mil bolívares

Te podría interesar también