No todos los comercios están preparados para aplicar rebaja de 2% al IVA

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Tras la publicación en Gaceta Oficial el pasado 14 de diciembre sobre la reducción de 12 a 10% del IVA en todas las operaciones de pago que se hagan por transferencias o tarjetas electrónicas la cual entró en vigencia el día lunes; algunos comerciantes comentan que sus negocios no están preparados para cumplir con esta medida, además de que poseen dudas en cuanto al cobro y a la fiscalización de no cumplir dicho decreto.

Este martes, los contribuyentes amanecieron a la expectativa de los detalles de la medida para comenzar a actualizar sus máquinas fiscales y libros de compra y venta por esta medida que durará 90 días.

Este descuento de 2% en el tributo, privará a las personas naturales cuando el pago no exceda los Bs. 200 mil con tarjeta de crédito, a su vez cuando la modalidad de pago electrónico “coexista” con otra forma de pago, no aplicará la rebaja tributaria. Igualmente las empresas deberán emitir facturas, declaración y pago por la venta de bienes muebles y prestaciones de servicios efectuadas a personas naturales que sean consumidores finales y deben estar gravadas con la alícuota del 10%.

Asimismo el día de ayer José David Cabello, superintendente nacional tributario, inició la fiscalización para verificar el acatamiento de la medida y al ajuste de las máquinas fiscales, alertando que quien no acate lo dispuesto, será objeto de las sanciones de ley.

Carlos Álvarez, gerente de una farmacia al oeste de Barquisimeto, señala que el principal obstáculo para aplicar el decreto es que establecimientos como el suyo no están adecuados para cobrar 10% del IVA ya que los pequeños comercios se manejan con cajas registradoras, que a partir del día de ayer debían ser reprogramadas para poder cobrar dicha rebaja y facturar en base al nuevo porcentaje.

“Reprogramarla representa un costo adicional de Bs. 15 mil que no está en nuestro presupuesto y además los técnicos están de vacaciones y ellos son los que saben adecuarlas”, indica en declaraciones reseñadas por El Informador.

La implementación del decreto también obliga a llevar dos libros contables paralelos, es decir uno para las ventas en efectivo y otro para los pagos electrónicos. Álvarez agrega que los negocios que hicieron compras como él antes de que los proveedores se fueran de vacaciones navideñas pagaron dicha mercancía con el 12% de IVA, lo que significa que no recuperarán una parte del dinero invertido.

Para Griselys Barrios, contadora pública, aplicar dicha medida de inmediato es inviable, ya que el desconocimiento y las adecuaciones de los comercios toma tiempo. Asimismo, la experta en contabilidad manifestó que la decisión representa un beneficio sólo para grandes empresas. “Quizás en compras pequeñas el impacto no sea tan notorio, pero las corporaciones que hagan pagos grandes será muy productivo ahorrarse dos puntos porcentuales”. Sin embargo, para los comerciantes la medida simboliza una carga más de trabajo ya que deben actualizar sus máquinas fiscales. “Las alícuotas no se hacen de forma manual, y para todo lo que significa modificar los libros de contabilidad se necesita un espacio prudente”.

De igual forma, diferentes comercios propondrán colocar dos cajas registradoras para realizar las operaciones de manera más viable.

A su vez, Barrios asegura que los comerciantes que compraron mercancía con el 12% afecta su bolsillo, el de sus empleados y la operatividad de la empresa.

Desinformación

Asimismo, mientras que algunos comercios esperan que sean reprogramadas sus máquinas, el Seniat se encuentra en recorridos fiscalizando a los propietarios que no cumplan con lo debido y por ello, el vendedor podría ser sancionado con multas o el cierre del establecimiento por diez días, según establece el Código Orgánico Tributario para ilícitos como la no emisión de facturas. Muchos comerciantes como Luisa Marín, dueña de una zapatería, a parte del desconcierto también sienten total desinformación ya que no entiende este proceso de rebaja; Marín cree que el gobierno debería informar mejor antes de colocar una medida de esta magnitud, la cual alteró todas sus finanzas en cuanto a ganancias y pérdidas.

Te podría interesar también