Moody’s Investors Service rebajó este martes su calificación de la deuda de Citgo, empresa venezolana en Estados Unidos, debido al “riesgo asociado con la propiedad y el estrés financiero de Pdvsa”, indica la nota de la agencia.

La calificadora redujo la nota de Citgo Petroleum B3 a Caa1 y de Citgo Holding de Caa1 a Caa2, porque considera que “si bien los activos de ambas compañías se encuentran en Estados Unidos y sus contratos de crédito brindan ciertas protecciones a los prestamistas, incluidas las limitaciones sobre dividendos, carece de una junta independiente, con sus miembros y la alta gerencia designados por Pdvsa”.

Adicionalmente cambió su perspectiva de estable a negativa.

Moody’s no toma la decisión por el funcionamiento de Citgo, pues refiere que “las refinerías continúan generando buenos resultados financieros, financiando internamente el gasto de capital y manteniendo un sólido perfil de liquidez, que incluye efectivo e instalaciones bancarias comprometidas”.

Estados Unidos impuso sanciones en agosto contra Pdvsa que le impiden recibir dividendos de Citgo, pero que no afectan las operaciones de esta compañía.

“Las acciones de calificación siguen la rebaja de Moody’s de las calificaciones de Petróleos de Venezuela  (…) y la expectativa de Moody’s de que Pdvsa incumplirá obligaciones de deuda a corto plazo dado su significativo estrés financiero y la intención declarada del gobierno de reestructurar su deuda. Pdvsa es el principal accionista controlador de Citgo Petroleum y Citgo Holding”, acotan.

Citgo Petroleum Corporation, con sede en Delaware, Estados Unidos, es una compañía de refinación con 749.000 barriles diarios de petróleo de capacidad en tres grandes refinerías que tienen buenas posiciones logísticas y de mercado en los mercados de la Costa del Golfo y Medio Oeste de Estados Unidos. Citgo Petroleum es una subsidiaria de propiedad total de Pdvsa y a junio de 2017 reportó activos y EBITDA de $7.500 y $1.300 millones, respectivamente.

Comentarios