Mogherini: La UE no está en guerra comercial con nadie

// EFE

Mogherini: La UE no está en guerra comercial con nadie



La Unión Europea «no está en guerra con nadie», según declaró hoy la alta representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, en relación al anuncio de Estados Unidos de mantener los aranceles a la importación de acero y aluminio de la UE, Canadá y México.

«La UE no está en guerra con nadie. No queremos estarlo. Para nosotros esto esta fuera de cualquier planteamiento. La guerra no pertenece a nuestro ADN o a nuestro vocabulario», declaró Mogherini en conferencia de prensa tras recibir en Bruselas al ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi.

La jefa de la diplomacia comunitaria subrayó que Europa ha vivido «diferentes guerras» a lo largo de su historia y que eso «se ha acabado».

«La Unión Europea es un proyecto de paz, incluyendo el comercio. Creemos en el comercio global, justo y libre y seguiremos haciéndolo. Por eso estamos multiplicando nuestros acuerdos comerciales con nuestros socios en el mundo», dijo la vicepresidenta de la Comisión Europea (CE).

Mogherini agregó que, más allá de ese principio, la UE tiene que «defender sus intereses» y es por eso que Bruselas llevará hoy el caso ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y aplicará aranceles adicionales en una serie de importaciones de EEUU, según anunció ayer el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker.

«Esto no significa que los Estados Unidos no sean nuestros amigos y aliados más cercanos. Trabajamos muy estrechamente con EEUU en muchos temas, desde la seguridad a los asuntos de política exterior global o internacional. Y seguirá siendo el caso», declaró Mogherini.

La alta representante diplomática garantizó que la respuesta europea contendrá medidas «razonables, proporcionadas y en completo cumplimiento de las reglas y obligaciones de la OMC».

Mogherini explicó que discutió con el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, el papel central de la OMC y dijo que tiene «absolutas expectativas de que China también trabaje en esa dirección, con completa energía y determinación».

«Coincidimos en que la OMC está y seguirá estando en el centro de las reglas en las que se basan los sistemas de comercio multilateral. Queremos preservarlo, por el bien de todos», añadió.

Wang, por su parte, señaló que la posición de Pekín es «no sólo defender los intereses de China sino también mantener las reglas internacionales y el sistema de comercio libre global».

«China quiere mantener el espíritu de igualdad y respeto mutuo», y seguir hablando con Estados Unidos «en profundidad y de asuntos concretos», dijo.

El ministro chino de Exteriores añadió que espera que «al final» China y Estados Unidos puedan encontrar una solución «beneficiosa para ambas partes».

«Dicho esto, también esperamos que nuestros socios también mantengan su palabra», agregó.

Según anunció ayer Juncker, Bruselas iniciará hoy el llamado procedimiento de solución de diferencias ante la OMC, pues Bruselas mantiene que las medidas anunciadas por Washington tienen el objetivo primario de proteger la industria doméstica estadounidense de la competencia exterior.

Te podría interesar también