Mogherini: Europa está firmemente comprometida con desarrollo de Cuba

// EFE

Mogherini: Europa está firmemente comprometida con desarrollo de Cuba


La alta representante de la Unión Europea para la política exterior, Federica Mogherini, aseguró este lunes en La Habana que Europa está «firmemente comprometida con el desarrollo de Cuba», al abrir el II Consejo Conjunto UE-Cuba, donde el bloque y la isla pasarán revista al intercambio bilateral.

Mogherini, que encabeza la reunión junto al canciller cubano Bruno Rodríguez, resaltó las «dinámicas» relaciones entre ambas partes, relanzadas tras la firma en 2016 del histórico Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC), en vigor provisionalmente desde noviembre de 2017.

Para la jefa de la diplomacia europea, este encuentro llega en un «momento importante en la asociación con América Latina y el Caribe», en el que «Cuba es un socio clave tanto en el contexto bilateral como en el regional», porque puede «servir de puente» entre las naciones latinoamericanas y caribeñas con Europa.

«Estamos interesados en fortalecer el seguimiento de nuestros diálogos políticos y al mismo tiempo lanzar nuevos diálogos sobre agricultura, energía, cambio climático y medio ambiente», precisó Mogherini, que recordó que desde 2008 la UE ha comprometido unos 200 millones de euros en proyectos de cooperación con la isla.

En la nueva «encrucijada» que atraviesa Cuba -inmersa en reformas económicas desde hace varios años- la Unión Europea quiere ver la posibilidad de aprovechar aún más «el potencial de nuestra cooperación económica, incluido el comercio y la inversión».

«La celebración de ese II Consejo Conjunto es una muestra del avance de las relaciones con la UE, de la consolidación del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación como marco regulatorio para las relaciones bilaterales y del fortalecimiento del diálogo político transparente y respetuoso», señaló por su parte el canciller cubano.

Según Rodríguez, con esta reunión acaba un ciclo en el que la isla y el bloque comunitario han «trabajado de manera sistemática y rápida», en el que hubo avances en sectores como la energía, la agricultura, el enfrentamiento al cambio climático, el intercambio para la modernización de la economía cubana y la cultura.

Este II Consejo Conjunto «marca el inicio de una nueva etapa en la que trabajaremos para mantener lo alcanzado y proponernos nuevas metas», concluyó.

La reunión de este lunes en La Habana es el segundo encuentro del Consejo Conjunto UE-Cuba, desde su primera sesión el 15 de mayo de 2018 en la sede de la Unión Europea en Bruselas.

En la agenda del encuentro figuran además las consecuencias extraterritoriales derivadas de la activación de la ley Helms-Burton de Estados Unidos, una legislación aprobada en 1996 cuyo título III fue puesto en vigor en mayo pasado por la Administración de Donald Trump.

Esa medida permite presentar demandas ante cortes estadounidenses por el uso de terrenos y propiedades nacionalizadas en Cuba tras la revolución de 1959 y se suma a otras sanciones de Washington, consideradas por la UE como «extraterritoriales» y «unilaterales».

El Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación, el primer pacto bilateral entre el bloque europeo y Cuba suscrito en 2016, entró en vigor provisionalmente en noviembre de 2017 y puso fin a dos décadas de la denominada «posición común», que vinculaba todo avance en la relación bilateral a los progresos en democratización y derechos humanos en la isla.

Durante el primer año de aplicación de dicho acuerdo se celebraron el primer Consejo Conjunto y el primer Subcomité de Cooperación con resultados positivos, así como los cinco diálogos políticos previstos.

Te podría interesar también