La cadena Marriott asumió este martes la administración de un lujoso hotel panameño que estuvo gestionado por el conglomerado del presidente estadounidense, Donald Trump, desde 2011 hasta principios de año, cuando el emporio tuvo que abandonarlo tras una ardua disputa con los nuevos dueños del inmueble.

“Marriott Internacional toma el control a partir de hoy administrando el edificio en todos los aspectos (…) El sistema de reservaciones ya está funcionando, Marriott tiene muchos seguidores y la expectativa es que este hotel atraiga a todo ese mercado de lujo”, indicó el nuevo gerente del JW Marriott, Demetrio Maduro.

El nuevo JW Marriott, que hasta este martes se llamaba The Bahia Grand Panama y anteriormente era conocido como Trump Ocean Club Hotel, se ubica en un imponente edificio de casi 300 metros de altura, con forma de vela desplegada y frente al mar, en una de las zonas más exclusivas de la capital panameña.

“Confiamos en que la cadena Marriott International cuente con los recursos, la fuerza de ventas, el alcance y la experiencia para mejorar el rendimiento operativo y maximizar el valor de este activo hotelero”, dijo el gerente del fondo de capital privado Ithaca Capital y dueño mayoritario del edificio, Orestes Fintiklis.

“Sin duda, es la marca adecuada para posicionar esta extraordinaria propiedad (…) Es un hotel casi tan alto como la Torre Eiffel”, insistió el empresario chipriota durante un sencillo acto en la recepción del hotel.

Ithaca Capital y la Organización Trump mantuvieron durante meses un dura batalla en tribunales estadounidenses y panameños, que comenzó en 2017, cuando el fondo de inversión adquirió el edificio y decidió despedir al emporio del mandatario estadounidense de la administración del mismo.

Ithaca Capital prescindió de la Organización Trump por presuntas malas prácticas financieras, pero el conglomerado impugnó el despido en un tribunal de Nueva York.

El fondo de inversión, por su parte, acudió a los tribunales panameños para forzar su salida, que finalmente tuvo lugar el pasado 5 de marzo.

Ese mismo día representantes de un juzgado panameño, acompañados de un gran dispositivo policial, acudieron al edificio para notificar a los representantes de la Organización Trump que tenían que abandonar el inmueble, mientras que trabajadores de Ithaca Capital arrancaron el apellido Trump del letrero donde se anunciaba la entrada del edificio en un acto simbólico.

Fuentes de Ithaca Capital aseguraron este martes que ahora mismo no existe ningún arbitraje ni ningún proceso judicial en curso ni en Estados Unidos ni en Panamá y que el conflicto con la Organización Trump se ha terminado.

“Nosotros hemos hecho una negociación con The Bahia Grand (Panamá), Marriot International está ahora como administrador y no tengo nada más que decir sobre el tema”, declaró el nuevo gerente del hotel.

El nuevo JW Marriott es el hotel número 16 que la cadena estadounidense gestiona en Panamá, lo que convierte al país centroamericano en su segundo destino latinoamericano con más propiedades.

“La confianza de Marriott International en Panamá se basa en su conectividad, su atractivo como destino turístico y escenario ideal para el establecimiento y desarrollo de decenas empresas de todo el mundo”, declaró por su parte el vicepresidente de la compañía para Centroamérica, Rahul Vir.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización