Liquidez monetaria se acerca a Bs.100 billones y ha subido 51% durante la cuarentena

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Liquidez monetaria se acerca a Bs.100 billones y ha subido 51% durante la cuarentena



La liquidez monetaria se acerca al umbral de los 100 billones de bolívares, al ubicarse en 95,56 billones según el reporte del Banco Central de Venezuela (BCV) del corte semanal del 8 de mayo, cuando se aceleró la expansión del circulante con un incremento de 6,75%, el mayor desde el pasado 3 de marzo, cuando subió 9,47%.

Desde la semana en la que entró en vigencia el estado de alarma nacional, que ha sido prorrogado hasta el 12 de junio, la liquidez ha subido 51,20%, lo que significa una emisión de 32,36 billones de bolívares, los cuales han sido básicamente dirigidos a cubrir los gastos del programa de cajas CLAP, el pago de nóminas a un número no determinado de empresas y a la cobertura de bonos protectores.

Una de las consecuencias, seguramente no deseadas por el ejecutivo, es el incremento de los precios del dólar estadounidense en el país, con la circunstancia curiosa de que el valor que más ha subido fue el del mercado de mesas cambiarias, cuyo precio ha escalado 153,32% desde el 17 de marzo hasta el viernes 15 de abril.

En el mismo plazo, el precio promedio del dólar paralelo ha subido 134,46%.

Los precios al consumidor comenzaron a desbocarse desde la última semana de marzo, pero en abril la hiperinflación no respetó la cuarentena, con una expansión de 80% mensual, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor de la Asamblea Nacional.

La respuesta del gobierno fue retomar la política, fallida, de precios acordados, con la variante de que no se establecieron precios fijos, sino que se acordó un mecanismo de mesas permanentes, que ya ha originado cuatro listas distintas, sin ningún resultado.

Al final, la estrategia de control de precios se está limitando a vigilar que los comerciantes que cobren precios dolarizados -prácticamente todos los que están activos- los refieran al tipo de cambio reportado por el BCV, que, como ya se ha visto, ha subido más que el «criminal».

Sin embargo, el paralelo sigue siendo la referencia para el comercio, porque las expectativas indican que seguirá subiendo sin parar.

Al tipo de cambio oficial, la liquidez circulante es equivalente a 522,03 millones de dólares, en un momento cuando el consumo promedio de productos básicos se ha contraído en una media de 40%, como lo señalan fuentes de los sectores de alimentos y medicamentos.

La situación indica que la prórroga del estado de alarma puede no solo mantener, sino acelerar las presiones inflacionarias en el corto plazo, por más que el ejecutivo retrase la aplicación de bonos compensatorios, o permita la disminución de la frecuencia y composición de las cajas CLAP.

De acuerdo con la ONG Ciudadanía en Acción, que mide regularmente la disponibilidad de alimentos en el país, solo 26,5% de las familias necesitadas en Caracas recibieron la caja de productos, mientras que en las regiones más remotas, la porción de beneficiarios apenas llega a 4% de la población.

Igualmente la caja CLAP ha reducido en, al menos, 40% el número de productos entregados.

De la misma forma, las presiones sobre el tipo de cambio también van a mantenerse, por diversas vías, aunque los dólares provenientes de remesas se están reduciendo de manera importante. Datos de fuentes vinculadas al sector cambiario privado sostienen que la disminución del volumen de transacciones oscilan entre 20% y 25% en el último mes.

Te podría interesar también