Las marcas de tabaco vuelven a la Fórmula 1 con discreción

AFP

Las marcas de tabaco vuelven a la Fórmula 1 con discreción

Philip Morris con Ferrari, British American Tobacco con McLaren: después de más de diez años de ausencia en la Fórmula 1, las marcas de tabaco, que tuvieron un papel destacado de la categoría reina de automovilismo entre los años 1970 y 2006, van retomando su relación con los monoplazas.

Fue el grupo Philip Morris International (PMI), patrocinador histórico de Ferrari a través de su marca Marlboro, el que hábilmente inició este movimiento en octubre.

Desde el Gran Premio de Japón, los Fórmula 1 de la ‘Scuderia’, los monos de los pilotos y de los miembros del equipo lucen el logotipo de «Mission Winnow», que es «un programa de contenidos relacionados con la ciencia, la innovación y la tecnología como vehículos de mejora y transformación para PMI y sus colaboradores», precisa Philip Morris. Lo mismo ocurrirá esta temporada con Ducati en la MotoGP.

British American Tobacco (BAT) anunció esta semana una colaboración con McLaren, que hará que los coches y los pilotos de la escudería británica luzcan el logotipo de «A Better Tomorrow», presentado como «una plataforma global para acelerar el programa de transformación» de BAT.

Se ponen ahí en valor los «productos de riesgo potencialmente reducido» (como el cigarrillo electrónico) que desarrolla el grupo.

A falta de publicidad para el tabaco, prohibida en numerosos países, las marcas de tabaco promocionan ahora en la F1 proyectos paralelos a su actividad principal y productos menos controvertidos.

Publicidad

«Nuestra iniciativa no hace promoción de ningún producto ni de ninguna marca del grupo Philip Morris. Al contrario, Mission Winnow tiene como objetivo ilustrar nuestro compromiso para mejorar constantemente. Esta iniciativa abre una ventana al nuevo Philip Morris y a nuestros colaboradores, así como a nuestro compromiso y nuestra motivación comunes», defiende Tommaso di Giovanni, director de comunicación del grupo.

Buscar «Mission Winnow» en Google conduce rápidamente a Philip Morris.

Por parte de BAT, «esto no tiene nada ue ver con lo que hacíamos antes de 2006», afirma una portavoz del grupo, que fue un actor importante de la F1 entre 1999 y 2005 con el equipo BAR. «No se trata de promover productos relacionados con el tabaco», señala.

En un momento en el que las escuderías privadas tienen problemas con sus presupuestos por la falta de grandes patrocinadores, el aporte financiero de las marcas de tabaco, que han hecho crecer la categoría en el pasado, se presenta como un argumento tentador.

Pero su regreso a la F1 no genera unanimidad. En Australia, que acoge el primer Gran Premio de la temporada el 17 de marzo en Melbourne, las autoridades sanitarias examinan el logo «Mission Winnow», que se parece al de Marlboro, para determinar si se trata de publicidad encubierta.

Investigaciones

«Trabajamos actualmente con los organizadores del Gran Premio australiano para compender y responder a las preocupaciones de las autoridades sobre Mission Winnow», asegura Di Giovanni.

«La señalización utilizada en los uniformes de los miembros de la Scuderia Ferrari y en la página web son conformes a las leyes aplicables a nuestras actividades en Australia y en el Estado de Victoria», donde está situado Melbourne.

«Examinamos actualmente en detalle las leyes y las reglamentaciones» sobre el tabaco en los países que acogen Grandes Premios, señala por su parte British American Tobacco. «Debemos todavía determinar qué activaciones de marca poner en marcha en qué países, pero respetaremos los entornos reglamentarios», añade.

La Federación Internacional del Automóvil (FIA), que se encarga de las reglas del campeonato, se mantiene prudente pero firme sobre este tema.

«No tenemos conocimiento de los detalles de este acuerdo o de las modalidades de esta colaboración. Es difícil evaluarlas en este momento. Sin embargo, desde 2006, la FIA se opone firmemente a toda publicidad o patrocinio de los cigarrillos o los productos del tabaco en el marcado de sus campeonatos y esa enfoque no ha cambiado», se asegura.

Preguntado por la AFP, el promotor de la F1 no hizo comentarios. El debate no ha hecho, seguramente, nada más que comenzar.

Te podría interesar también