La OPEP podría congelar la producción petrolera en reunión informal de Argelia

// EFE

La OPEP podría congelar la producción petrolera en reunión informal de Argelia


El ministro argelino de Energía, Nureddín Buterfa, anunció que los participantes en la reunión informal de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) prevista para el próximo 27 de septiembre en Argelia, tratarán la posibilidad de congelar la producción.

«El objetivo de esa reunión es intentar llegar a una decisión de congelar la producción con el fin de establecer el mercado petrolero, es decir, congelar la producción y comercializar lo que está en la reserva», declaró anoche el ministro en la misión de «Hiwar Jas» (entrevista especial) en la televisión estatal.

Según él, ese proceso puede ayudar a equilibrar el mercado durante al menos seis meses, dado que el precio de 50 dólares para el barril «no conviene a ningún Estado».

El ministro, quien recientemente viajó a Catar, Irán y Rusia señaló que sus visitas son «apoyar una congelación en la producción».

Buterfa precisó además que cualquier reunión extraordinaria de la OPEP puede suceder antes del próximo mes de noviembre «si llegamos a un acuerdo para celebrarla».

La misma declaración fue asegurada tres días atrás por el secretario general de la Opep, Muhamed Sanusi Barkindo, quien se encontraba en una visita al país norteafricano durante la cual precisó que los ministros de Energía de la Opep «podrían convocar una reunión extraordinaria si llegaban a un consenso en la reunión informal» destinada para «consultas y no para decisiones».

En su intervención de anoche el ministro argelino confió en que la reunión informal de la OPEP que se celebrará al margen del XV Foro Internacional de la Energía (IEF) es una cita «muy importante» tanto para su país como para otros países y que se producirá después de que los precios del crudo en los mercados internacionales conocieran un deterioro desde el año 2014.

«El mercado petrolero ha cambiado, ese encuentro que se celebra en las condiciones actuales y nos obliga a dialogar», dijo Buterfa.

La abrupta caída de los precios del sector durante los últimos meses han sumido al país en una profunda crisis ya que el petróleo y el gas suponen el 97 % de las exportaciones de Argelia y son esenciales para la supervivencia de un país que apenas produce y que subvenciona gran parte de su frágil economía.

En su declaración, Buterfa estimó que su país puede sobrepasar la crisis actual con un precio del barril de 60 dólares.

«Creo que el precio del crudo se aumenta en 2018 a 60 dólares para que nuestra economía no se dañe. Argelia debe desarrollar sus energías renovables para hacer frente a esa situación», señaló.

Te podría interesar también