La gasolina, el único precio que no se sumó a la reconversión monetaria

LigiaPerdomo | @LigiaPerdomo | Foto: AVN

La gasolina, el único precio que no se sumó a la reconversión monetaria

Desde este 20 de agosto el único precio que no fue reconvertido en la economía venezolana fue el de la gasolina. Las estaciones de servicio muestran en las máquinas surtidoras los precios en bolívares, ya que reexpresarlos en bolívares soberanos hubiera supuesto hacer los ajustes en las máquinas a BsS 0,00001 en el caso del litro del combustible de 91 de octanos y de BsS 0,00006 en el de 95 octanos.

El nuevo cono monetario, en vigencia desde hoy, parte de una moneda de BsS 0,50 y del viejo, el billete de Bs 1.000 -el de menor denominación en coexistencia-, equivale a BsS 0,01. Esto refleja que no hay una pieza monetaria o en conjunto con la que se pueda pagar el monto exacto al llenar el tanque combustible del vehículo.

Por 40 litros (carro pequeño) se pagarían Bs 40 (BsS 0,00040) o Bs 240 (BsS 0,00240) según el octanaje del combustible. Si el ejemplo lo llevamos a 60 litros, la cuenta sube a BsS 0,00060 o BsS 0,00360. Es decir, las denominaciones monetarias disponibles ni siquiera se acercan a las cantidades a pagar.

Esto supone que el conductor estará dejando al bombero de la estación -si se paga con un billete de Bs 1.000- entre 2,8 y 25 veces el precio de la gasolina si requiriera llenar el tanque, pero en la práctica se deja más dinero porque no se llega a la estación con el vehículo sin combustible.

Pero si solo dispone de una moneda de BsS 0,50, cualquiera que sea el volumen que cargue la unidad de transporte, estará pagando Bs 50.000 contra menos de Bs 400 que cancelaba antes de la reconversión monetaria, más de 13.000%, pero esa diferencia no llega a las arcas de Pdvsa sino al bolsillo del empleado de la estación que despacha el combustible.

La reconversión monetaria, que entró en vigencia este 20 de agosto suprimiendo cinco ceros a la moneda, iría acompañada de un aumento en el precio de la gasolina, según informó el presidente Nicolás Maduro el lunes 13, lo que llevó a que las estaciones de gasolina mostraran largas filas durante varios días de la semana pasada para aprovechar los bajos precios.

Sin embargo, en la transmisión de radio y TV del viernes 17 de agosto, el jefe de Estado anunció la postergación de la medida, insistiendo en que se ajustará a precios internacionales, aunque no ofreció mayores detalles.

Mientras promete precios internacionales para evitar las cuantiosas pérdidas que el subsidio a los combustibles deja a Pdvsa, por otro lado pide a la población que participe en un censo nacional del transporte -prorrogado varias veces- para recibir un subsidio directo a través del carnet de la patria, instrumento de control político y social que el gobierno de Maduro puso en práctica a principios de 2017.

Durante la cadena del viernes, el mandatario nacional mostró un video en el que se observaba un dispositivo que lee el código QR del carnet de la patria e identifica al vehículo, tras lo cual se activa al surtidor para el suministro de gasolina. El gobierno aún no señala el porcentaje del subsidio.

Este lunes, la vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez informó que a la fecha el número de censados se acercaba a los 3 millones. De acuerdo con el Estudio del Parque Automotor Venezolano de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa), el parque total está conformado por 4,2 millones de unidades.

 

Te podría interesar también