Inversionistas cobrarán más de $1.200 millones por seguro de bonos venezolanos

Banca y Negocios @bancaynegocios

Los inversionistas de los bonos soberanos 2019/2024 y de Petróleos de Venezuela 2017/2027 cobrarán más de $1.200 millones por el seguro contra impago de estos papeles, luego de la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda) decidió que se incurrió en un evento crediticio.

El diario estadounidense Wall Street Journal señala que con base en los precios actuales de los bonos venezolanos, el pago de los CDS sería de alrededor de $1.200 millones. El monto exacto se determinará durante un proceso de subasta en las próximas semanas.

Los CDS (Credit Default Swaps) son una forma de seguros contra impago que lo tenedores de bonos adquieren para protegerse en casos donde el deudor no cumpla con sus obligaciones. El dinero no debe ser cancelado por Pdvsa ni la República, sino por las empresas que comercian este tipo de instrumentos.

La decisión  de la Isda se tomó por el retraso en el pago del capital del bono 2017, cuyo vencimiento fue el 02 de noviembre, pero la cancelación se hizo efectiva varios días después. También por el pago de los intereses posterior al vencimiento del periodo de gracia del bono 2027.

En cuanto a la República, se trata del retraso en el pago de los intereses de los bonos 2019/2024, cuyo periodo de gracia venció el fin de semana y el pago aún no se ha hecho efectivo, aunque el gobierno anunció la transferencia.

Con la decisión de la Isda los tenedores de bonos ahora pueden presionar por una ola de pagos, pero algunos dijeron que preferirían obtener su dinero más tarde que arriesgarse en lo que podría ser uno de los incumplimientos más grandes y complicados de la historia, apunta el WSJ.

«La amenaza para la supervivencia del régimen de Maduro es si los titulares de los bonos en cuestión emprenderán acciones legales en EEUU», dijo al diario estadounidense Fernando Freijedo, analista principal de Venezuela en la firma de asesoría de riesgos Economist Intelligence Unit.

El fallo de la Isda requiere una subasta para determinar el precio de los bonos y el pago de los CDS. Se espera que ese proceso provoque que millones de dólares en deuda venezolana cambien de manos, ya que algunos inversionistas buscan descargar la deuda en apuros y otros buscan comprar a bajo precio y posicionarse para lo que esperan sea una eventual reestructuración.

Te podría interesar también