Informe Especial | Banca ahora depende de la devaluación para generar ingresos financieros

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Informe Especial | Banca ahora depende de la devaluación para generar ingresos financieros



La emergencia planetaria ocasionada por la pandemia del coronavirus, el inesperado desplome de los precios petroleros –derivado del conflicto comercial entre Arabia Saudita y Rusia- y el consecuente deterioro de las expectativas sobre el comportamiento de la economía, dejaron de lado un hecho muy relevante para el sector empresarial, como es la indexación al tipo de cambio oficial de casi 100% de la cartera de créditos de la banca venezolana.

El Banco Central de Venezuela (BCV) resolvió expresar la Cartera Única Productiva Nacional en Unidades de Valor de Crédito Productivo (UVCP) en una medida similar a la tomada en octubre pasado para el otorgamiento de la cartera comercial, que se expresa en Unidades de Valor de Crédito Comercial (UVCC), cuyo valor se indexa a la variación del tipo de cambio oficial del bolívar con respecto al dólar, reportado por el ente emisor.

Esta decisión es, sin duda, un reconocimiento más, si hace falta, de la imparable dolarización de la economía venezolana, pero coloca a la banca nacional a depender casi exclusivamente de la devaluación del bolívar para generar ingresos financieros, lo cual se debe considerar como un riesgo relevante para la salud financiera de la mayoría de las instituciones del sistema.

Esto significa que, si el bolívar no se devalúa o se revalúa en un mes determinado, la banca teóricamente no generaría ingresos por los préstamos. Si, por el contrario, ocurriera una devaluación de 30%, un préstamo hipotético de Bs.5.000 millones generaría un costo de Bs.1.500 millones al tomador, lo que también supone un riesgo para el banco que prestó los fondos, ya que a mayor devaluación crece la posibilidad de impago.

Una gran devaluación del bolívar, un escenario que no es descartable, puede originar un grave daño a la cartera de créditos, como resultado de un incremento esperable de la morosidad, especialmente en una economía recesiva como la venezolana. Recordemos que ya la banca venezolana, viene estando severamente afectada por la caída continua del resultado anualizado desde febrero de 2019.

En el Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados de esta semana analizamos el efecto de la indexación de la Cartera Única Productiva Nacional y la de microcréditos al tipo de cambio oficial, en una economía donde el tipo de cambio puede ser altamente volátil y cuando los escenarios, a partir de la emergencia causada por el Covid-19 se han hecho más inciertos.

Todos los viernes tenga a la mano la más oportuna, confiable, rigurosa y útil información para tomar las mejores decisiones de negocios en un entorno altamente volátil y complejo. Los invitamos a suscribirse al Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados para estar al día con la dinámica económica del país y las tendencias que la mueven. 

Si desea ver una muestra de nuestro informe privado semanal y conocer más acerca de este y el resto de nuestros productos y servicios de consultoría, le invitamos a consultar nuestros planes de suscripción para que pueda seleccionar el más adecuado a sus necesidades y así empezar a disfrutar todos los viernes, de esta información de alto impacto para los gerentes.

Te podría interesar también