Guaidó califica de propaganda envío de combustible iraní a Venezuela

// EFE

Guaidó califica de propaganda envío de combustible iraní a Venezuela



Juan Guaidó consideró este miércoles que el envío de combustible desde Irán a Venezuela ha sido utilizado como un elemento de propaganda y dijo presumir que esa carga ha sido pagada con oro extraído ilegalmente del sur del país, debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos al Gobierno de Nicolás Maduro.

«Los primeros que publican la supuesta amenaza a los barcos es precisamente una agencia de noticias iraní desde Teherán», aseguró el Presidente Interino durante un encuentro virtual denominado “Conversación con Juan Guaidó», que organizó el centro de estudios Diálogo Interamericano, con sede en Washington.

El domingo pasado, el Ministerio de Exteriores de Irán advirtió a Estados Unidos que se reserva el derecho a adoptar «las medidas apropiadas y necesarias» frente a las amenazas de Washington de obstaculizar su transporte de combustible a Venezuela.

En una carta dirigida al secretario general de la ONU, António Guterres, Irán denunció que esas amenazas contra sus petroleros y buques cisterna son «ilegales, peligrosas y provocativas», así como una forma de piratería y una gran amenaza para la paz y la seguridad internacionales.

Pero Guaidó puntualizó que la gasolina enviada desde el país persa apenas representa un día de producción o de procesamiento de barriles de combustible en Venezuela.

«Venezuela tiene la capacidad instalada de procesar 1,3 millones de barriles día de crudo», aseguró el también presidente de la Asamblea Nacional, quien criticó que «hoy están haciendo todo un aparato de propaganda para decir que vienen 1,25 millones de barriles de gasolina, que es el consumo, en situación normal de Venezuela, de dos días de gasolina».

Debido a las medidas de confinamiento por la pandemia, Guaidó calculó que el envío pueda alcanzar para surtir entre 10 y 20 días.

«¿Quién garantiza que hay crudo en los tanqueros? ¿Con qué se pagó este crudo?», se preguntó Guaidó, quien apuntó que presumen que el pago se hizo con oro procedente de extracción ilegal del sur de Venezuela.

Igualmente, alertó de que con esa carga de combustible, cuya compra no fue autorizada por el Parlamento venezolano, se está vinculando a Latinoamérica con algo que ha sido ajeno a la región, como es el conflicto iraní.

«Quieren vincular a Venezuela, que tiene una posición, como ustedes saben, estratégica y debe ser motivo de alarma también para la región», sostuvo.

Guaidó vinculó también a la «propaganda» del Gobierno de Maduro las denuncias sobre dos incursiones fallidas en las costas de Venezuela, en las que al menos ocho personas murieron y 46 más fueron detenidas, entre ellas los exmilitares estadounidenses Luke Denman y Airam Berry, ambos con identificaciones laborales de la contratista militar Silvercorp, con sede en Florida (EEUU).

«A los únicos que les sirvió esa operación precisamente fue al régimen de Maduro para utilizarlo como propaganda, para victimizarse a nivel internacional y para nuevamente señalarme, señalarnos en la alternativa democrática y en el Gobierno encargado y el Parlamento nacional, para seguir persiguiendo», subrayó Guaidó, quien dijo no tener información de los intentos de incursión del 3 y 4 de mayo pasados.

«Negamos de entrada la participación ahí», insistió el líder opositor, quien admitió que el 30 de abril sí participó en un diálogo junto a un grupo de militares que buscaban una transición en Venezuela.

Te podría interesar también