Francia aplicará su tasa digital y recuerda que no está dirigida contra EEUU

// EFE

Francia aplicará su tasa digital y recuerda que no está dirigida contra EEUU


Francia aplicará una tasa a las grandes compañías digitales pese a las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de responder con aranceles al vino galo, y espera encontrar un acuerdo con EE.UU. antes de la cumbre del G7 a final de agosto.

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, recordó este sábado en declaraciones a la prensa que la llamada «tasa GAFA» (por Google, Apple, Facebook y Amazon) «no está dirigida sólo a empresas estadounidenses, sino que también afectará a compañías europeas o chinas».

La ley fue promulgada esta semana y tiene el objetivo de que las grandes multinacionales paguen un 3 % de su facturación en los países en los que operan y no sólo en los que eligen como sede social porque las condiciones fiscales les resultan más favorables.

«Francia aplicará esta tasa votada por unanimidad en el Parlamento», señaló Le Maire, que insistió en que afectará a todas las tecnológicas que facturen más de 750 millones de euros en Francia, y no solo a las estadounidenses.

El ministro señaló que el presidente francés, Emmanuel Macron, habló ayer viernes con Trump sobre el asunto y mostró su confianza en que ambos países alcancen un acuerdo que pueda ser rubricado en la cumbre del G7 en Biarritz (sur de Francia) para posteriormente ser objeto de un pacto universal en la OCDE antes del final de 2020.

Le Maire hablará a las 19.00 hora local (17.00 GMT) de este sábado con su homólogo estadounidense Steve Mnuchin para avanzar en las negociaciones.

Desde el momento en que haya un acuerdo global para aplicar esta tasa en todo el mundo, Francia renunciará a su propio impuesto, explicó.

«La situación actual es inaceptable, y nuestro objetivo es una justa imposición a la actividad digital en el mundo», subrayó el ministro.

Trump afirmó ayer, viernes, que tomará «acciones recíprocas substanciales» contra Francia, y sugirió que irían dirigidas contra el vino francés.

«Francia acaba de imponer un impuesto digital a nuestras grandes compañías de tecnología estadounidenses. Si alguien les cobra impuestos, debe ser su país de origen, EE.UU. Anunciaremos acciones recíprocas substanciales sobre la estupidez de Macron en breve», prometió Trump en Twitter.

Le Maire dijo este sábado que espera que «no se mezclen» las cuestiones de la tasa digital y de los aranceles al vino, y lanzó un mensaje de tranquilidad hacia los viticultores de su país.

Te podría interesar también