Fiscalía holandesa investiga al ABN AMRO por presunto blanqueo de capitales

// EFE

Fiscalía holandesa investiga al ABN AMRO por presunto blanqueo de capitales



La Fiscalía holandesa investiga si el banco ABN AMRO está implicado en delitos de blanqueo de dinero y financiación del terrorismo al sospechar que no informó de transacciones insólitas, o no lo hizo a tiempo, confirmó la propia entidad este jueves 26 de septiembre.

«El Fiscal holandés informó a ABN AMRO de que el banco es objeto de una investigación en relación con los requisitos según la Ley sobre la prevención de blanqueo de dinero y financiación del terrorismo», indicó el banco en un comunicado.

«ABN AMRO cooperará totalmente con la investigación», añadió la entidad, que fue informada de la investigación este miércoles.

La Fiscalía sospecha en concreto que ABN no informó de transacciones poco habituales, o no lo hizo a tiempo, así como realizó pocas comprobaciones sobre la identidad de sus clientes, indicaron fuentes de este organismo a varios medios holandeses.

La investigación judicial se ha iniciado a raíz de un informe del Banco de Holanda, que el mes pasado había ordenado a la entidad investigada que hiciera una auditoría completa sobre la información de sus cinco millones de clientes privados.

La entidad no tenía suficientemente al día sus ficheros, con lo que no podía evaluar correctamente el riesgo de que alguno de sus clientes estuviese cometiendo delitos, según el banco central holandés, y ya entonces se planteó la posibilidad de sanciones.

El Estado holandés es el accionista mayoritario de ABN AMRO con un 56%.

El ministro de Finanzas, Wopje Hoekstra, consideró «preocupante» la investigación, de la que está informado como accionista, aunque no quiso anticipar su resultado y afirmó que es bueno que el banco quiera cooperar.

El holandés ING llegó el año pasado a un acuerdo con la Fiscalía tras una investigación similar para pagar 775 millones de euros por negligencias a la hora de perseguir el lavado de dinero, tras descubrirse que algunos clientes utilizaron sus cuentas entre 2010 y 2016 para lavar cientos de millones de euros.

Rabobank fue multado con un millón de euros en febrero por no hacer suficientes verificaciones de sus clientes.

El Banco de Holanda había detectado que la entidad no tenía información completa de todos ellos en sus archivos, pero en este caso la Fiscalía no inició una investigación por blanqueo.

Te podría interesar también