Escotet entre principales inversionistas financieros de España

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Gracias a las inversiones realizadas por el banquero venezolano Juan Carlos Escotet en España, Venezuela se ha mantenido como uno de los países latinoamericanos que ingresa mayores capitales a la nación europea.

El flujo venezolano de inversiones en España alcanzó los 133 millones de euros (141 millones de dólares) en 2013 (14% del total) y escaló hasta los 308 millones de euros (328 millones de dólares) en 2014 (16% del total), cifras que llevaron a las inversiones venezolanas a liderar el flujo de América Latina con destino España durante esos dos años consecutivos y a ocupar la tercera y segunda posición, respectivamente, en el ranking global, según el portal especializado alnavio.com.

Sin embargo, la inversión venezolana en servicios financieros y fondos de pensiones en España representó en 2016 apenas un 0,79% del total global, es decir, descendió a 16 millones de euros (17 millones de dólares).

Justamente en 2013, el Banco Etcheverria, propiedad del multimillonario venezolano Juan Carlos Escotet (presidente de Banesco Banco Universal), compró el español Abanca por 1.200 millones de euros (1.280 millones de dólares). Además, la última lista de Forbes de los más ricos del mundo constató que el patrimonio de Escotet, la primera fortuna de Venezuela, se cuadruplicó desde la adquisición de la entidad española.

A las inversiones mexicanas (que representaron 157 millones de dólares el año pasado) y venezolanas les sigue el flujo ecuatoriano, que en 2016 alcanzó los 12 millones de euros (12,8 millones de dólares), frente a los 16 millones de euros (17 millones de dólares) de 2015, año en el que Ecuador lideró las inversiones de América Latina con destino España.

Panamá, con cuatro millones de euros (4,2 millones de dólares), y Chile, con dos millones de euros (2,1 millones de dólares), cierran el fuerte de las inversiones latinoamericanas en España.

Inversión tecnológica

Abanca incursiona en la automatización del servicio al cliente con la incorporación del robot humanoide R4 en la localidad de León, según se difundió.

Marcos Lamas, director territorial de Abanca en Asturias y León, ha explicado que este robot japonés con inteligencia gallega, apoyará la labor a través de una primera atención y toma de contacto con los clientes a los que ofrecerá los servicios y ofertas de la entidad mientras esperan a ser atendidos.

Asimismo, Lamas ha agregado que “en ningún caso jamás pensaríamos que un robot pueda sustituir a nuestros excelentes profesionales, pero sí ayudar a los gestores a ordenar la actividad diaria en la oficina y a presentar toda nuestra gama de servicios”.

Este robot forma parte del objetivo de la innovación de la entidad financiera  y ya se ha convertido en uno de los principales valores de Abanca, que a través de R4 quiere conocer cómo los clientes interactúan con esta nueva tecnología y servir de guía para mejorar sus servicios.

Lamas ha destacado que la innovación no sólo son robots autómatas sino que son productos y servicios, tales como la posibilidad de pagar desde el móvil, derivar los pagos al cajero o pagar a través de una fotografía del recibo. En este sentido, ha comentado que “el robot es uno más de nuestros productos de innovación”.

Te podría interesar también