En Venezuela las protestas hasta octubre superaron las de 2014 y 2017

// Banca y Negocios @bancaynegocios

En Venezuela las protestas hasta octubre superaron las de 2014 y 2017



En octubre se registraron 1.418 protestas en todo el país, de acuerdo con el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), con lo que se acumula al décimo mes del año un total de 10.773 protestas, el mayor número durante la gestión de Nicolás Maduro.

En los primeros 10 meses de 2018 se superó el índice de las dos grandes olas de protestas recientes desarrolladas en Venezuela, en los años 2014 y 2017, en las cuales se documentaron 9.286 y 9.787 manifestaciones, respectivamente.

El mes pasado se registró un promedio de 47 protestas diarias. Siguen repuntando las protestas sociales por encima de las políticas. En todo el mes se documentaron 1.265 manifestaciones para exigir derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (Desca), que representan 89% del total de las protestas.

Las protestas combinadas son cada vez más frecuentes. En octubre, este fenómeno en el que se exigen distintos derechos simultáneamente, se dio en 364 manifestaciones, equivalente a 26% de las 1.418 documentadas.

La conflictividad social de octubre con respecto a igual mes de 2017 se incrementó 683%.

Con 209 protestas, el estado Bolívar lideró la conflictividad durante octubre, seguido de Táchira (201), Trujillo (141), Lara (132) y Distrito Capital (123).

Mientras que los cinco municipios con más protestas registradas fueron San Cristóbal (128), Libertador (123), Caroní (116), Iribarren (101) y Valera (82).

El derecho a los servicios básicos ocupó el primer lugar de los reclamos en octubre de 2018, con 571. Los derechos laborales, que lideraban las protestas desde mayo, ocuparon el segundo lugar de las protestas, seguidos por las demandas al derecho a la alimentación, educación y participación política.

Venezuela vive hoy el colapso de los servicios públicos, siendo las familias de menores recursos las más afectadas. Las quejas por falta de gas doméstico, agua potable y electricidad se tradujeron en 571 protestas en octubre, para convertirse así en el principal derecho demandado.

En materia de servicios básicos, es importante señalar que el OVCS documentó nueve protestas para exigir mejoras en el servicio de telefonía fija y conexión a Internet.

El servicio de transporte público continúa siendo un asunto de preocupación para quienes lo utilizan a diario, como para los conductores de las unidades. En octubre, se registraron al menos 23 protestas debido a las fallas en la prestación del servicio. La escasez o el alto costo de los repuestos, mantiene a algunas unidades fuera de circulación. Los usuarios deben realizar largas colas, recurrir a varias alternativas para completar su traslado.

Las consecuencias se ven reflejadas en una baja asistencia en las actividades productivas, agotamiento y altos costos para las empresas que han optado por ofrecer transporte privado al personal.

A la situación transporte, se suman 13 protestas en rechazo a las fallas con la venta de gasolina, impactando negativamente la movilidad de los ciudadanos en rutas urbanas y suburbanas.

Los trabajadores venezolanos continúan tomando las calles en defensa de sus derechos laborales. En octubre realizaron 533 protestas. Desde el aumento del salario mínimo a 1.800 BsS, en septiembre pasado, los trabajadores han visto aniquiladas sus conquistas.

Con un promedio de 17 protestas diarias, los gremios del sector salud, universitario, industrias básicas de Guayana y otras áreas de la administración pública se mantienen en pie de lucha en defensa de sus méritos profesionales, académicos, primas y otros beneficios contractuales. Argumentan que con el nuevo salario ya no reciben ciertos beneficios o están desfasados con respecto a la crisis económica del país.

Los trabajadores pertenecientes a las industrias básicas de Guayana cumplieron 60 días de protestas continuas exigiendo sueldos dignos y respeto a los contratos colectivos que se ven amenazados luego que se fijó el sueldo mínimo en 1.800 bolívares soberanos.

De las 1.418 protestas registradas, 110 estuvieron vinculadas a la crisis alimentaria. La mayor parte de los reclamos se atribuyen al aumento en el costo y reparto las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

La escasez de los bienes básicos también se ha convertido en un tema de preocupación para la familia venezolana, que destina la mayor parte de su presupuesto a la compra de alimentos.

Desde que el Ejecutivo nacional fijó la nueva lista de precios de bienes y productos regulados reaparecieron las colas frente a los supermercados para la compra de los mismos y la venta con sobreprecio en la economía informal.

Esta investigación se basa en el seguimiento de situación a través de medios de información de alcance nacional y regional. También fuentes de organismos oficiales y organizaciones no gubernamentales (ONG). Se destaca la observación directa no participante sobre los fenómenos estudiados.

Te podría interesar también