Elecciones en España: del riesgo de bloqueo político al salto de la extrema derecha

AFP

Elecciones en España: del riesgo de bloqueo político al salto de la extrema derecha

Terceras elecciones legislativas en tres años y medio, irrupción de la extrema derecha, una crisis catalana persistente… Estas son las cinco cosas que hay que saber de España antes de las elecciones anticipadas de este domingo.

– Riesgo de inestabilidad política crónica –

Es la tercera vez en tres años y medio que los españoles van a las urnas, y el riesgo de un bloqueo político sigue siendo alto.

Si bien las encuestas dan por sentada la victoria del presidente del gobierno, Pedro Sánchez, su Partido Socialista (PSOE) no dispondrá de mayoría para gobernar en solitario.

Para seguir al mando tendría que aliarse con la izquierda radical de Podemos, a la que los sondeos prevén un mal resultado, y partidos regionales, como los independentistas catalanes o los nacionalistas vascos.

Otra opción sería una alianza con Ciudadanos, un partido de centro-derecha liberal que oficialmente dice querer «echar a Sánchez» y gobernar con los conservadores del Partido Popular (PP). El líder socialista no lo ha descartado tajantemente.

El PP, por su lado, aspira a un escenario completamente distinto: sumar con Ciudadanos y la extrema derecha de Vox. Su líder, Pablo Casado, dio a entender que podría dar cabida a ambos en un hipotético gabinete.

«Vox o Ciudadanos, tengan diez escaños o tengan 40, van a tener la influencia que ellos quieran tener para entrar en el Gobierno o para decidir la investidura o la legislatura», aseguró.

La inestabilidad comenzó en las elecciones de diciembre de 2015, que marcaron el fin del bipartidismo con la irrupción de Podemos y Ciudadanos y condujeron a un bloqueo político.

En junio de 2016 se celebraron nuevas elecciones y el conservador Mariano Rajoy pudo finalmente ser investido en octubre.

– Un presidente de gobierno no electo –

Tras perder las elecciones de 2016, cuando los socialistas obtuvieron apenas 84 escaños de 350, Pedro Sánchez llegó al poder en junio pasado mediante una moción de censura apoyada por Podemos, los independentistas catalanes y los nacionalistas vascos contra Mariano Rajoy. El motivo de la moción fue una sonada sentencia judicial contra el PP por corrupción.

– Irrupción de la extrema derecha –

Es la gran novedad de las elecciones. Según los sondeos, unos 30 escaños serán para Vox, un partido con un discurso ultranacionalista y radicalmente opuesto al separatismo catalán, la inmigración ilegal y el feminismo de la izquierda.

Supondría el regreso de lleno de la extrema derecha, sin presencia sustancial en España desde la muerte del dictador Francisco Franco en 1975.

Prácticamente inexistente en los sondeos hace apenas un año, la formación remeció el tablero político español en diciembre al lograr el 11% de los votos en las elecciones regionales en Andalucía, y ayudar a PP y Ciudadanos a desalojar del poder a los socialistas en su feudo histórico.

– Cataluña –

Un año y medio después de la tentativa de secesión de Cataluña en octubre de 2017 -la peor crisis política en España en 40 años- la cuestión catalana sigue estando en el centro del debate.

Unos días después de comenzar un juicio histórico contra 12 exdirigentes, los independentistas catalanes forzaron a Pedro Sánchez en febrero a convocar las elecciones anticipadas, al negarse a apoyar sus presupuestos.

El socialista, que preferiría no tener que volver a contar con ellos para formar una eventual mayoría, reiteró recientemente su rechazo a cualquier referéndum de autodeterminación en Cataluña, aunque ha ofrecido más autonomía.

La derecha y la extrema derecha acusan a Sánchez de «traición» por haber intentado dialogar con los independentistas, y han cargado contra los «golpistas» catalanes una y otra vez durante la campaña.

– Economía y desempleo –

Tras sufrir una severa recesión y años de drástica austeridad, España experimentó una firme recuperación con tres años de crecimiento por encima del 3%, entre 2015 y 2017.

Sin embargo, este crecimiento se ha desacelerado, estableciéndose en 2,6% en 2018 y con una previsión de 2,2% en 2019.

Por su parte, el desempleo, 14,7% en el primer trimestre de 2019, el segundo más elevado de Europa sólo por detrás de Grecia, se mantiene como la principal preocupación de los españoles.

Te podría interesar también