El indicador de Warren Buffet muestra una burbuja en el mercado de acciones

// Contraeconomia.com

El indicador de Warren Buffet muestra una burbuja en el mercado de acciones



A mediados de 2015, cuando trabajaba en una de las consultoras más reconocidas de la city como analista macroeconómico, un gráfico que me llegó en un newsletter a mi correo personal despertó mi interés sobremanera: era el “Warren Buffett indicator” o “Indicador de Warren Buffett”.

Resulta que este indicador –de ahora en más WBI- fue ideado por el famoso billonario para intentar determinar de manera elegante -y técnica – si efectivamente el mercado americano de acciones estaba caro.

La respuesta fue concreta: el mercado estaba algo burbujeante, pero todavía con recorrido por delante.

Hace unos días, más de 2 años después de aquel episodio, y tras leer varios artículos financieros de USA, decidí chequear en qué situación se encontraba este clásico indicador.

Te adelanto: las noticias no son muy alentadoras.

¿Qué es el Indicador de Warren Buffett?

El WBI es uno de los indicadores a los que más atención le presta el exitosísimo magnate norteamericano.

Este refleja la relación existente entre la capitalización del mercado de renta variable –o sea, el tamaño total del mercado de acciones-, y el producto interior bruto (PIB) de la economía a la que representan.

O sea, en criollo, este indicador compara el tamaño del mercado accionario (financiero) con el tamaño de la economía real (PIB) de un país o región particular.

El razonamiento detrás de esto consiste en la correcta intuición de que, más allá de las oscilaciones clásicas determinadas por los ciclos económicos, lo cierto es que, por motivos lógicos, no puede haber un divorcio sustancial entre lo que las acciones muestran y los resultados de la economía real.

¿Por qué? Porque el precio de las acciones está determinado por los resultados actuales y futuros esperados de las compañías, que, en última instancia, emergen de la economía real.

En la medida en que el tamaño del mercado de capitales crezca desproporcionadamente por sobre el tamaño de la economía real, lo lógico es pensar que efectivamente dicha suba de los activos financieros resultará insostenible.

El motivo de esto está atado a lo anterior: en caso de que ambas partes estén muy despegadas, en algún momento, o bien los resultados reales deberían acercarse a las expectativas del mercado, o bien las expectativas del mercado deberían ajustarse a los resultados reales, dándose una especie de reversión a la media o promedio histórico.

En este caso, la teoría va de la mano con la práctica. Siempre que estuvo muy bajo este indicador, subió; y siempre que estuvo muy alto, cayó.

Veamos los números históricos:

Te podría interesar también