El empresario canadiense Lawrence Stroll compra el 16,7% de Aston Martin

// EFE

El empresario canadiense Lawrence Stroll compra el 16,7% de Aston Martin



Aston Martin anunció este viernes la venta de un 16,7 % de la compañía automovilística a un consorcio liderado por el empresario canadiense Lawrence Stroll, padre del piloto de Formula 1 Lance Stroll y copropietario del equipo Racing Point Formula 1.

Stroll pagará 239 millones de dólares a cambio de la participación en el fabricante británico de vehículos de lujo.

El acuerdo de venta también estipula que el equipo de Formula 1 de Stroll se convertirá en el equipo Aston Martin F1 a partir de la temporada 2021. Mientras tanto, Aston Martin seguirá siendo el patrocinador del equipo de Formula 1 de Red Bull.

Aston Martin dijo que emitirá 45,6 millones de nuevas acciones para permitir la entrada del consorcio de Stroll en su capital social y que posteriormente se realizará una emisión de derechos de 417,5 millones de dólares lo que podría elevar la participación del empresario canadiense al 20 % del capital.

La venta a Stroll es parte de un plan de Aston Martin para «mejorar liquidez y reducir apalancamiento» tras la que el fabricante calificó como un «decepcionante rendimiento» de la empresa en 2019.

El presidente de Aston Martin, Andy Palmer, aseguró en un comunicado que «la captación de fondos de hoy es necesaria y proporciona una plataforma para apoyar el futuro a largo plazo de la compañía».

«Stroll proporciona una fuerte experiencia, y demostrada, tanto en el sector del automóvil como el de las marcas de lujo que creemos será un beneficio significante para Aston Martin», añadió Palmer.

Por su parte, Stroll dijo que tanto él como sus socios creen «firmemente que Aston Martin es una de las mayores marcas globales de coches de lujo».

«Creo que esta combinación de capital y mi experiencia tanto en el mundo del motor como en la creación de marcas globales de gran éxito supondrá que haremos realidad el potencial de Aston Martin», agregó.

La liquidez que Aston Martin obtendrá con la entrada de Stroll en el capital de la empresa permitirá al fabricante británico, cuyo nombre está asociado a las películas del agente secreto James Bond, desarrollar y producir su primer todocaminos SUV, el DBX.

Todos los fabricantes clásicos de vehículos de lujo, desde la alemana Porsche a la italiana Maserati, han empezado a producir todocaminos SUV ante la popularidad del segmento y la elevada rentabilidad de los modelos.

Palmer aseguró que en el segundo trimestre del año, Aston Martin lanzará el DBX, al que le seguirán otros dos modelos: Vantage Roadster y Valkyrie en la segunda mitad del año.

En la actualidad, Aston Martin está controlada por un grupo de inversores kuwaitíes, que poseen el 36 % del constructor británico, la italiana InvesIndustrial, con el 31 %, y la alemana Daimler, con el 5 %. El resto está en manos de inversores a través de acciones en la bolsa.

Desde que Aston Martin fue vendida en 2007 por Ford, el fabricante británico ha estado bajo el control de varios grupos y con dificultades económicas.

En 2018, a pesar de que sus ingresos aumentaron un 25 % a 1.442 millones de dólares, Aston Martin perdió 90 millones de dólares. En los nueve primeros meses de 2019, Aston Martin ha perdido 35,5 millones de dólares.

Te podría interesar también